Foto: Especial
La marca alemana de los cuatro aros presentó un novedoso bólido, capaz de generar unos emocionantes 600 caballos de fuerza

Hace dos años, en el Wörthersee Tour 2015, Audi realizó la presentación de este modelo cuando solo se trataba de un auto conceptual, pero hoy, luego de celebrarse el SEMA Show de Las Vegas, presentaron una perspectiva muy deportiva del coupe alemán y nos trae nuevamente el Audi TT Club Sport Turbo. El aspecto de este súper bólido está inspirado en el coche de carreras Audi 80 MZ GTO, equipado con un motor de 2.5 litros, modificado para obtener unos 600 caballos de pura fuerza, gracias a un novedoso turbo compresor eléctrico, que le permite acelerar de 0 a 100 en solo 3,6 segundos y alcanzar una velocidad promedio de unos 310 kilómetros por hora.

Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial

Características motoras

Para la presentación de este Audi TT Club Sport los colores insignia son los mismos del Audi 90 IMSA GTO, con una combinación muy deportiva, en donde podemos apreciar que el color blanco que recubre toda la carrocería esta atravesado por una franja doble de color rojo y negro. El Audi 90 IMSA GTO debutó a finales de los años 80, cuando la marca lo utilizó en la serie americana de carreras llamada IMSA, campeonato en el que brindo una muy buena participación. El 90 IMSA con tracción en las 4 ruedas, recibe su poder de un motor de 5 cilindros en línea turbo cargado de 2.2 litros y una caja de 6 velocidades, fabricado con un marco tubular y un techo rígido, esto con el fin de cumplir con las regulaciones estándar de la IMSA, al estar construido en un marco tubular su peso se redujo considerablemente a unos 1200 kilogramos.

Foto: Especial

Cambios estéticos

La propuesta que presento Audi este año en el SEMA lo que buscó fue destacar la serie de componentes de alto rendimiento de la marca y así promocionar de una sutil manera el Audi Sport Performance Parts. En este modelo Audi TT Club Sport Turbo Concep podemos apreciar una serie de elementos aerodinámicos agregados en su exterior, pero no solo disfrutamos eso, sino también algunas actualizaciones que no le van nada mal, por el contrario, realza su brutal apariencia y poder; algunas de esas actualizaciones saltan a la vista y muchas otras solo hay que sentarse y apreciarlas como el novedoso sistema de frenos carbocerámicos, refuerzos adicionales del chasis para soportar todo el torque, amortiguadores ajustables de dos vías, llantas de aleación ligera de 20 pulgadas, así como un espectacular y llamativo escape diseñado por Akrapovic, sin dejar de lado el gran alerón trasero ajustable manualmente fabricado en fibra de carbono.

Foto: Especial
Foto: Especial

Hay que acotar que este bólido es de apariencia muy robusta, ya que sus pasos de rueda fueron ensanchados unos 14 centímetros para darle una vista más estética. Otro detalle que no pasa desapercibido es el nuevo diseño en el paragolpes y el spliter delantero, fabricados en fibra de carbono para aumentar la carga aerodinámica e insuflar más aire en el vano motor.

Foto: Especial
Foto: Especial
Foto: Especial

Detalles mecánicos

Como mencionamos al principio, este coche cuenta con el mismo motor, es decir, uno de 2.5 litros de 5 cilindros, pero con algunas considerables modificaciones en la alimentación y sobrealimentación, sistema biturbo y el novedoso sistema de turbo con motor eléctrico responsables de generar esos bestiales 600 caballos de fuerza.

Interior

En su interior lo más llamativo es su imponente jaula anti vuelcos que ocupa lo que serían los asientos traseros. Este coche compartió honores con el Audi R8 LMS, otro poderoso modelo de la marca de los cuatro aros que cuenta con un motor V1O de aspiración atmosférica y un sistema de propulsión al eje trasero en su versión de 5.2 litros. También estuvo acompañado del Audi TT TS, y todos ellos lucieron componentes de alto rendimiento del Audi Sport Performance Parts.

Foto: Especial
Foto: Especial