Boyka es un perrito que se asustó al escuchar los cohetes que estaban aventando los vecinos de su casa, por lo que salió corriendo desorientado, afortunadamente ya de nuevo con sus dueños. Foto: Facebook Adac
Aunque en centros veterinarios de la ciudad no se reportaron perros heridos a causa de la pirotecnia por la celebración de Año Nuevo, derivado de la angustia, ansiedad y desesperación que genera en estos animales el estruendo de los estallidos, al menos 30 mascotas huyeron de sus casas

Aunque en centros veterinarios de la ciudad no se reportaron perros heridos a causa de la pirotecnia por la celebración de Año Nuevo, derivado de la angustia, ansiedad y desesperación que  genera en los perros el estruendo de los estallidos al menos 30 mascotas huyeron de sus casas. 

Cerca de 30 casos fueron reportados en redes sociales de asociaciones dedicadas al rescate de perros y gastos como Adac, en donde los amos de mascotas pidieron ayuda para localizar a sus mejores amigos. 

De acuerdo con los expertos los cohetes causan taquicardia, miedo, vómito, estrés e inclusive epilepsia y en algunas razas pequeñas les causa hasta la muerte, mientras que la misma desesperación por el ruido los hace brincar cercas, desorientarse y por ende perderse.