Archivo
Los habitantes de esa ciudad consideran que hay un alza en violencia y delitos, a diferencia de La Laguna o Saltillo

Según la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la percepción de violencia e inseguridad en la Zona Metropolitana de La Laguna y la Zona Metropolitana de Saltillo bajó; sin embargo en Piedras Negras subió.

El INEGI reveló que su encuesta de diciembre, en La Laguna la percepción de personas mayores de 18 años que consideraron inseguro vivir en la región bajó de 54.9 por ciento (en septiembre) a 50.5 por ciento; mientras que en Saltillo se redujo de 39.1 a 30.5 y en Piedras Negras aumentó de 56.9 a 61.9 por ciento.

Mientras que en Saltillo, el 22.6 por ciento de la población identificó la delincuencia como una problemática en la ciudad, esa cifra se eleva considerablemente, con el 73 por ciento, en Piedras Negras; y 53.9 en La Laguna.

Te puede interesar

Sobre la percepción de inseguridad en ciertos lugares, el 70.1 por ciento de la población en Torreón manifestó sentirse insegura en un cajero automático, mientras que en Piedras Negra fue el 60.6 y en Saltillo 55 por ciento.

En el transporte público, sólo el 32.9 por ciento de la población en Saltillo refirió sentirse insegura; aunque esa cifra subió en Piedras Negras, con el 50.7; y en La Laguna, con el 43.2 por ciento.

En general, los porcentajes en Coahuila son bajos respecto a la población que consideró que la delincuencia seguiría igual de mal en los siguientes 12 meses. Los más pesimistas fue la población de La Laguna, con 23.1 por ciento; después la población de Piedras Negras, con el 16.1 por ciento; y después la zona metropolitana de Saltillo, con el 15.4 por ciento. Aunque en Piedras Negras, 26.7 por ciento consideró que empeorará.

En diciembre, 45.3 por ciento de la población en Piedras Negras presenció o escuchó robos o asaltos alrededor de su vivienda, la cifra más alta en Coahuila. Mientras que en La Laguna, 23.9 por ciento identificó la venta o consumo de drogas en los alrededores de su vivienda.