Las mujeres estén viviendo el dilema de limitar su desarrollo, e incluso, elegir opciones laborales informales. ESPECIAL
El Centro de Estudios del Empleo Formal reporta que creció un 1.5% como resultado de la pandemia por COVID

CDMX.- Como resultado de la pandemia, millones de mujeres y hombres perdieron su empleo; sin embargo, son ellas las que se han visto obligadas a renunciar a su desarrollo profesional, pues tienen 1.5% más probabilidades que los hombres, de pensar en frenar su carrera laboral o en abandonar la fuerza laboral.

“La equidad de género en el trabajo, es ya un desafío, pero si un mayor porcentaje de la población femenina se siente obligada a dejar su empresa por falta de políticas de apoyo, terminaremos con menos mujeres en el liderazgo, y en camino de no ser ejemplo para otras profesionales en el futuro. Además, el progreso alcanzado en los últimos cinco años podría borrarse”, señaló Armando Leñero, presidente del Centro de Estudios del Empleo Formal (CEEF).

La mujer se siente imposibilitada para balancear los compromisos laborales y de vida personal, situación que no es nueva. “Lo preocupante es que, ante el incremento en los niveles de ansiedad y la sobrecarga emocional para esta población, las mujeres estén viviendo el dilema de limitar su desarrollo, e incluso, elegir opciones laborales informales para cumplir responsabilidades en el hogar”, refirió Ivonne Vargas, asociada en el CEEF, para el capítulo Capital Humano.

El escenario para las mujeres en México es de riesgo y de un importante retroceso en los avances conseguidos en materia de equidad de género, para el ámbito profesional.