AP
El equipo 'a vencer' la próxima campaña en la NFL, ya tiene problemas con sus jugadores por el exceso de talento recién llegado

El corredor Duke Johnson se presentó en el campamento de Browns para aclarar una cosa: “Quiero estar en un equipo donde me quieran”.

Johnson fue más temerario en sus palabras al pedir ser intercambiado, ya que aseguró sentirse traicionado por el gerente general de los Browns, John Dorsey, quien comenzó a contratar más jugadores en su puesto, como el polémico agente libre Kareem Hunt.

Johnson, de 25 años, no acudió a los entrenamientos voluntarios de temporada baja del equipo en protesta, pero se reportó para el minicampamento obligatorio de tres días de los Browns. Momentos después de que el equipo completara un recorrido por la mañana, Johnson se dirigió a los medios por primera vez desde que solicitó su intercambio.

“Lo que más me gusta es la lealtad”, dijo el versátil Johnson, cuyo rol se redujo la temporada pasada tras la llegada del novato Nick Chubb. “He sido leal a esta organización a pesar de todo, y en el momento en que ya no tengo lealtad, e incluso en mi vida personal, amigos, familia, en el momento en que la lealtad se detiene, se detiene en todo.

 

“¿Eso evitará que haga mi trabajo? Por supuesto que no. Eso no va a impedir que haga mi trabajo. Estar molesto y todavía querer ser intercambiado no va a impedir que venga aquí y tenga un alto nivel”.

Los Browns firmaron a Hunt en febrero, enfrentándose a la polémica de nuevo, que cumplirá una suspensión de ocho juegos de la NFL por sus actos de violencia doméstica. El agente de Johnson le pidió a Dorsey que lo intercambiara en marzo al enterarse de que el equipo ya estaba tratando de moverlo.

“Me pusieron en el bloque comercial un mes antes de solicitar un intercambio”, dijo Johnson. “Ese es esencialmente mi mayor problema. Nuevamente, mi rol desde que he estado en este equipo no ha sido como yo hubiera querido durante cuatro años, no solo el año pasado. No me quejé, solo salí e hice mi trabajo”.

A pesar de que puede estar en desacuerdo con la oficina principal, Johnson prometió no ser una distracción para sus compañeros en este arranque de pretemporada de la NFL.

“Estuve aquí cuando teníamos 0-16”, dijo Johnson, una selección de tercera ronda en 2015. “Yo estaba en ese entonces. Nada cambia ahora. Al final del día, soy un profesional, y otra vez, desde que estoy aquí, no veras una sola actitud negativa con los entrenadores, jugadores.

“Es verdad que el año pasado me sentí frustrado, pero en cuanto a estar molesto y no hacer mi trabajo debido a mis sentimientos, nunca ha pasado, y probablemente nunca pasará. Estoy aquí para hacer un trabajo y voy a hacer ese trabajo mientras esté aquí”.

Johnson siente que tiene el apoyo de sus compañeros de equipo.

Sin embargo, el mariscal de campo Baker Mayfield no parece estar en su esquina.

“Obviamente, él va a manejar sus cosas como quiera, pero o estás en este tren o no. Porque se está moviendo”, dijo Mayfield. “Puedes salir del camino o puedes unirte a nosotros. Así que es lo que es”.

Mayfield no estuvo de acuerdo en que la situación de Johnson es incómoda.

“No es incómodo”, dijo. “Es autoinfligido. No es extraño para nadie más en este edificio. Tiene que hacer su trabajo. Dijo que es un profesional. Espero que haga su trabajo”.