Higiene. El transporte de personal deberá cumplir con un protocolo de higiene para prevenir el contagio de COVID-19 durante el traslado de trabajadores.
Aunque ya fue aprobado por el Subcomité de Salud para la Región Sureste, todavía no entra en vigor

Aunque el Subcomité de Salud para la Región Sureste aprobó el uso de un protocolo para el transporte de personal en el regreso a la actividad económica y productiva de la industria automotriz, éste aún no está validado, aunque sí hay reglas generales que deben estarse cumpliendo por parte de las empresas.

El Comité Técnico de la Región Sureste emitió un comunicado el pasado 20 de mayo en el cual se establece que “se aprobó un protocolo para operadores y usuarios en la utilización del transporte de personal, esto ante la reactivación de la industria en la región”.

Sin embargo, de acuerdo con fuentes del Comité, dicho protocolo aún no está validado como para darse a conocer a fin de que sea aplicado en su totalidad en el transporte de personal.

Lo que sí existe es un protocolo general, que está funcionando como modelo estándar a nivel nacional, y que consiste en primero sanitizar la unidad de transporte antes de iniciar la ruta de traslado de los trabajadores.

En estas unidades de traslado de trabajadores o pasajeros los lugares deben ser repartidos de manera alternada y separada en cada unidad, de tal manera que hay una reducción de la capacidad de la unidad hasta en un 50 por ciento.

En la unidad todos los ocupantes, chofer y pasajeros, deberán portar el cubrebocas de manera obligatoria, durante todo el tiempo que dure el traslado.

Una vez que los pasajeros descienden de la unidad a su centro laboral deberán ser revisados para identificar si presentan algún síntoma de posible COVID-19 y ser remitidos a una autoridad sanitaria; esta función regularmente la realiza la empresa sede.

En el mismo Subcomité se dio a conocer que “se elaboró un protocolo de aplicación de pruebas rápidas para empleados de pequeñas y medianas empresas (entre 50 y 100 trabajadores)”.

Estas pruebas serán aplicadas con costo de cada una de las empresas, para lo cual deberán recurrir a los laboratorios oficialmente reconocidos por la Secretaría de Salud para la aplicación de la prueba COVID-19.

Reglas generales

Sanitizar cada unidad antes de iniciar el recorrido.

Los asientos deben ocuparse de manera alternada.

Uso obligatorio de cubrebocas para choferes y pasajeros.

Tomar la temperatura a cada trabajador, al llegar a la empresa donde trabaja.

Aplicación de pruebas rápidas (entre 50 y 100 trabajadores).

 

Édgar González

Periodista con 25 años de trayectoria en las secciones de deportiva, comunidad y política. Especialista en temas electorales, de rendición de cuentas, corrupción, transparencia y política. Abogado con Maestría en Mediación.