Eduardo Olmos, diputado local | Foto: Especial
El plan de vacunación contra el Clovid-19, a nivel nacional ha sido criticado y ampliamente cuestionado por la sospecha de su politización e insuficiencia, hasta para vacunar a los trabajadores de la salud

Torreón, Coahuila. – Una vez que se conozca la facilidad de los trámites de adquisición y de importación de la vacuna contra Covid-19, a lo mejor las entidades federativas y la iniciativa privada la pudieran comprar, pero por ahora, aunque se tenga el dinero, no hay donde adquirirla, dijo Eduardo Olmos Castro, presidente de la Junta de Gobierno del Congreso del Estado

“Aunque se disponga de recursos, por ahora la compra de la vacuna es sumamente difícil, por la gran demanda que existe a nivel mundial, además de que no ha sido delineado de una manera clara cuáles son mecanismos de autorización o de aprobación para importarla, la Cofepris y las autoridades de salud que no se han puesto de acuerdo”, apuntó.

En el remoto caso de que el Gobierno del Estado pueda adquirir lotes del biológico, explicó que se tiene contemplado un presupuesto superior a los 300 millones de pesos; sin embargo, lo que ha platicado con el Secretario de Salud, Roberto Bernal Gómez, es que su adquisición es sumamente complicada.

En el proceso que se está siguiendo para inmunizar primero a los trabajadores de la salud y posteriormente a los adultos mayores, mencionó que la Secretaría de Salud Federal tiene que transparentar y hacer púbico el plan de vacunación a los habitantes de Coahuila.

Lo anterior, dado el amplio debate que se ha desatado en torno a las estrategias que se han venido enmarcando y en donde se soslaya la participación de los gobiernos estatales en este esquema.

El plan de vacunación contra el Covid-19, a nivel nacional ha sido criticado y ampliamente cuestionado por la sospecha de su politización e insuficiencia, hasta para vacunar a los trabajadores de la salud, insinuó.

La manera en que el Congreso del Estado puede intervenir, manifestó que es coadyuvando a que mejoren los procesos de atención y de selección de receptores de la vacuna, pero hasta, ahí, enmarcó el legislador.

Por otra parte, a efecto de amortiguar los estragos que pudiera causar la reducción del presupuesto federal a Coahuila, dijo que el Congreso del Estado está trabajando en el diseño de una política que facilite los trámites que permiten generar una mayor inversión, mediante la agilización de estímulos para aquellos que deciden invertir en esta época.

“Evidentemente que el Estado tiene que hacer más fácil los mecanismos para aquellos inversionistas que quieran venir a hacer negocios y generar empleos, hacerlo de una manera más fácil y práctica”, indicó.

En la entrevista que concedió Olmos Castro a VANGUARDIA, abordó el tema de los feminicidios en Coahuila, dijo que la ley es perfectible en este problema social que tenemos y es una preocupación que tiene en este momento la sociedad y seguramente se estará analizando, junto con especialistas, como es el caso de Luz Elena Morales, quien fue Secretaria de la Mujer y que es sumamente preparada en el tema.

Se tiene que legislar para hacer cada vez más duras las penas, más ágiles las investigaciones y para entrar en una dinámica nacional que vaya enfocada a la prevención de la violencia para la mujer.

En cuanto a la mega deuda de Coahuila, comentó que si existen nuevos culpables o surgen nuevas investigaciones, pidió que se aplique la ley y que se castiguen.

Recordó que hace apenas unos días, la Junta de Gobierno del Congreso del Estado estuvo en manos del PAN y el discurso de ellos estuvo enmarcado en el castigo a los responsables.

Por ahora, las prioridades legislativas para el próximo período ordinario de sesiones es la regulación del banco de imágenes de los sistemas de video vigilancia, de manera que fortalezcan las investigaciones, así como el proyecto del Centro de Identificación Humana.

El Centro de Identificación Humana, comentó que ayudará la construcción del banco de datos de ADN, a efecto de fortalecer los procesos de identificación de cuerpos de personas inhumadas no identificados y de esta forma hacer frente a la crisis forense que existe a nivel estatal.