La iniciativa de decreto que será votada hoy en sesión extraordinaria del pleno, identifica tres rubros de la deuda de Coahuila.
Aprueban en comisiones la solicitud de préstamos para refinanciar los adeudos estatales; hoy se vota el dictamen en el pleno.

La Comisión de Finanzas del Congreso del Estado dio luz verde al Gobierno de Coahuila para contratar una deuda pagadera a un máximo de 30 años por hasta 33 mil 867 millones 50 mil pesos para el refinanciamiento de su deuda pública directa, de su deuda contingente y de su deuda pública directa a corto plazo.


En sesión, la dictaminadora aprobó un decreto del Ejecutivo en ese sentido, dictamen que será puesto a disposición del Pleno, que sesionará hoy en Periodo Extraordinario.
La referida comisión, además, también dictaminó a favor de un decreto para derogar y adicionar la Ley de Ingresos del Estado para el ejercicio fiscal 2011; y adicionar también el Presupuesto de Egresos del Estado para el ejercicio fiscal 2011.
La aprobación, en ambos casos, fue por mayoría, con los votos en contra de los diputados Rodrigo Rivas Urbina y José Miguel Batarse, del PAN. A favor, se manifestaron Jesús Contreras, de Primero Coahuila; Cecilia Yanet Babún, del PRD, y Salomón Juan Marcos, Rogelio Ramos, Francisco Tobías, Enrique Martínez y Shaimir Fernández, de PRI.


De acuerdo al dictamen, en realidad se aprobaron tres créditos, uno por hasta 25 mil 613 millones 800 mil pesos para ser destinados al refinanciamiento de los empréstitos y créditos vigentes que forman parte de la deuda pública directa del Estado, cuyos recursos fueron destinados, en su origen, a inversiones públicas productivas.


Un segundo préstamo por hasta 754 millones 450 mil pesos para destinarse al pago parcial de la deuda pública contingente del Estado, cuyos recursos fueron destinados a inversiones públicas productivas.
Finalmente, se autorizó al Estado contratar un crédito hasta por 7 mil 498 millones 800 mil pesos para ser destinados al refinanciamiento de los créditos vigentes que forman parte de la deuda pública de corto plazo contraída por el Estado como responsable directo.


Según el dictamen, para el pago de estas obligaciones se posibilitará la afectación de las Participaciones Federales del Ramo 28 y las Aportaciones Federales correspondientes al Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas, Fondo VIII del Ramo General 33.


La probación de estas modificaciones a la Ley de Ingresos del Estado para el Ejercicio Fiscal 2011, y al Presupuesto de Egresos del Estado 2011 no significa, sin embargo, que los bancos acepten las condiciones estipuladas en la legislación coahuilense. Y es que el refinanciamiento de la deuda contempla, por ejemplo, que los primeros tres años de la próxima administración estatal se paguen sólo intereses y no capital, lo que deberá ser avalado por las instituciones crediticias.