José Antonio Meade, candidato a la Presidencia de la República por el PRI, hizo público su programa de política social, “Avanzar Contigo”, el que ya circula profusamente en Coahuila donde las lideresas de ese partido visitan los domicilios de las colonias populares, casa por casa repartiendo el cartel enviado por Meade que es una encuesta dirigida a cada hogar con el fin de conocer las necesidades de las personas: jóvenes, mujeres, padres de familia, vivienda, economía familiar, adultos mayores, personas con discapacidad y sector agropecuario, la encuesta ofrece 6 opciones para cada segmento, en el caso de los jóvenes, las opciones son educación, trabajo, y negocio propio, entre otras

La encuesta comprende datos como, nombre, dirección, teléfono y la clave de elector, además se incluye un formulario de voluntario para trabajar con el PRI en favor de Meade.

En algunos casos de los que tengo pruebas, las lideresas en Coahuila advierten a los ciudadanos que de negarse a llenar la mentada encuesta no recibirán los apoyos que la Sedesol les da, como son, las raquíticas despensas que de acuerdo al análisis de especialistas, en nada o muy poco contribuyen a mejorar la dieta y la nutrición de los que las reciben y que al contrario contribuyen al incremento de enfermedades crónicas como la hipertensión, obesidad y diabetes.

Lo más grave es que el PRI pretende valerse del programa “Avanzar Contigo” para coaccionar el voto mediante las lideresas y como lo hace siempre el día de la elección, a través de los datos de la encuesta llamar a cada votante, ir por ellos, asegurarse de que vayan a votar y vigilar que lo hagan por su partido, eso no puede tolerarse; podría argüirse que los ciudadanos no son tontos, que están informados y no se dejarán manipular, pero, hay mucha gente en pobreza que considera que las exigüas y miserables despensas de algo les sirven, aunque sea para sus mascotas.

Resulta claro que para los gobiernos federales del PRIAN mantener el número de pobres y aumentarlo es estratégico, que no disminuyan les asegura la vida como gobiernos de manera que, desde hace 20 años el número de pobres no decrece. 

La pregunta es ¿y entonces para que se gastan miles de millones de dinero de nuestros impuestos —casi 911 mil millones de pesos este año, además de 300 millones de dólares en préstamo solicitados al Banco Mundial para el programa Prospera— para esos programas de Sedesol que finalmente resultan casi inútiles?

Una respuesta inhumana, pero real, es que el gobierno necesita a los pobres para lucrar con su situación y sustentar su poder político, también los salarios bajos y la economía informal sostenidos para atraer inversiones contribuyen a mantener la pobreza, los políticos se enriquecen sin pausa y con sus políticas laborales y sociales la pobreza se incrementa.

La compra y coacción del voto mediante los programas sociales son instrumentos que atentan contra el voto libre y secreto; la discrecionalidad del PRI en la implementación de los programas de la Sedesol aseguran votos para ese partido a través de prácticas manipuladoras de la conciencia y la libertad ciudadana.  

POSDATA
La Coalición de los Trabajadores de la Educación de Coahuila puso en marcha el programa, “Tu firma puede” a fin de mejorar la eficiencia de la atención médica, asegurar el abasto de medicamentos y profesionalizar los servicios de las clínicas, asimismo lograr que se deroguen las leyes reformadas en el 2017 a fin de contar con un marco jurídico que ofrezca certeza y dignidad a la seguridad social de la Sección 38 del SNTE, la UAdeC, y la UAAAN. Durante 5 días se han recolectado firmas de los derechohabientes para exigir que el gobierno del estado cumpla con los compromisos que la ley le impone.