“Las pantallas encendidas de los dispositivos electrónicos deberían estar prohibidas en las mesas donde las familias comen juntas o en las reuniones de dos o más personas”
1
1.- Hace unos días cimbró a las redes sociales la noticia de la muerte de un niño de 7 años quien sufrió graves quemaduras en todo el cuerpo debido a que estaba, junto a dos primas suyas, jugando a imitar un video del cantante Bad Bunny en el que éste aparece bailando rodeado de fuego. El caso fue terrible y aún más porque las otras dos niñas involucradas, de 14 y 11 años, también resultaron muy lastimadas, aunque su vida no corre peligro.
2
2.- El tema que los niños estaban tratando de recrear es "La Romana" del puertorriqueño Bad Bunny en cuyo video también aparece el dominicano El Alfa. La letra de esta producción es muy agresiva, plagada de frases como “¿Tú quiere' que te mate a tiro' o que te mate a palo'?”, “¿Quién puñeta ere' tú?”, “Y e' que la calle bota fuego, fuego”, entre otras. Además la actitud de ambos cantantes es beligerante durante todo el tiempo que dura el video.
3
3.- Muchas personas en redes sociales, instigadas por los medios de comunicación tradicionales, se lanzaron contra Bad Bunny por “influenciar negativamente en la juventud” y por “dar mal ejemplo con las acciones presentadas en sus videos”. En primer lugar, me permito aclarar que la propuesta musical de estos señores ni siquiera es de mi agrado. Se puede decir que su estética es de dudoso buen gusto y que sus letras hasta podrían ser consideradas como vulgares.
4
4.- Sin embargo culpar a un par de músicos, que presentan una propuesta sumamente popular y de gran aceptación, de ser los causantes directos de tragedias y conductas no deseables en los niños y los adolescentes es muy cómodo e irresponsable, por decir lo menos. Las pantallas de los dispositivos electrónicos, así como los artistas que aparecen en ellas, no deberían ser los encargados de educar a nuestros hijos. Ni los responsables de sus conductas.
5
5.- Antes de que levanten en armas los más conservadores, me permito insistir en que no me gusta el trabajo de Bad Bunny. Pero esquivar nuestra responsabilidad como padres es una acción verdaderamente reprobable. El otro día vi en un restaurante a un pequeño de unos 15 meses de edad, sentado en una silla para infantes, comiendo y con la vista clavada en los videos que proyectaba un teléfono celular que él tenía enfrente, mientras sus padres conversaban entre ellos, ignorando completamente el pequeño.
6
6.- Si dentro de siete años, el niño ve el video de Bad Bunny y se le ocurre encender un fuego para bailar alrededor de las llamas, del mismo modo que lo hace el cantante, será culpa directa de los padres por haber ignorado a la criatura desde que nació. La educación que se obtiene de nuestros progenitores no se puede -y no se debe- obtener de aparatos electrónicos que no razonan, no tienen escalas de valores y ni siquiera nos aman.
7
7.- Las pantallas encendidas de los dispositivos electrónicos deberían estar prohibidas en las mesas donde las familias comen juntas o en las reuniones de dos o más personas. Así como vamos solos al cuarto de baño a atender nuestras necesidades, así debería ser la relación que tenemos con los aparatos electrónicos: en privado. La violencia, los crímenes y las conductas destructivas que vemos en los medios y en las redes, siempre deberían ser discutidos en familia. Los niños no pueden ser educados por Bad Bunny. De verdad que no.

Toda opinión es muy valiosa. Búsquenme en Twitter, Instagram, Facebook y Snapchat en: @felixrivera333