Bad Bunny mostró grandes cualidades en Wrestlemania
El 'Conejo Malo' brilló con luz propia en el evento más importante de la lucha libre

Bad Bunny sigue rompiendo paradigmas y brilló con luz propia en Wrestlemania 37, donde mostró grandes cualidades arriba del ring. 

El "Conejo Malo" llegó arriba de un camión, similar al del video musical, Dákiti, y a pesar de que se pensaba tendría una participación limitada, el cantante demostró que su amor por la lucha libre fue más lejos. 

El puertorriqueño hizo equipo junto con Damian Priest para enfrentar a The Miz y John Morrison. 

El combate lo inició en la esquina, pero fue retado por Trhe Miz para comenzar con la acción, a lo que accedió, pero fue recibido con un duro castigo de parte de sus rivales. 

Sin embargo no se achicó y realizó unas espectaculares pinzas, un DDT, lances desde la tercera cuerda, una casita que puso de espaldas a la lona a The Miz, que dejó asombrados al público y a los mismos luchadores.

Uno de los momentos más sorprendentes fue un "canadian destroyer" afuera del cuadrilátero para John Morrison en los momentos finales del combate.

Al final, Bad Bunny se lanzó desde la tercera cuerda para caer en plancha a The Miz y la cuenta de tres le dio la victoria. 

El reggaetonero dio un espectáculo digno de la “Vitrina de los Inmortales” que sin duda fue una de las más emocionantes de la noche.