No es claro el manejo de los recursos de Prodemi cuando lo administró el extitular de SATEC

Parece que Javier Villarreal Hernández, prófugo exfuncionario, también dejó “bailando” a los mineros de Coahuila, porque “nadie sabe, nadie supo”, pero el destino de los recursos del Promedi durante su gestión es desconocido.

Y es que la sombra del exsecretario ejecutivo del extinto SATEC, aún se cierne sobre la Promotora para el Desarrollo Minero, cuyo manejo sigue sin poder ser descifrado por los actuales funcionarios estatales.

La Prodemi comercializa 3 millones de toneladas de carbón producidas por 85 empresas en Coahuila, las cuales son vendidas en su totalidad a la CFE.

Sin embargo, el destino de 57.7 millones de pesos que llegan al Estado por esta activi-dad y que se supone se deben aplicar en infraestructura para los municipios carboneros, sigue siendo poco claro, con números que no cuadran y con supuestas inversiones millonarias que nadie sabe dónde están.

Ismael Ramos Flores, administrador Fiscal General del Estado, señaló que el dinero que se lleva el Estado, es utilizado “para obras de infraestructura y demás en la Región Carbonífera”.

“La Prodemi comercializa y (sobre) ese recurso habría que darte una relación de todas las obras y acciones que se han llevado a cabo en la Región Carbonífera, obras como puentes vehiculares, etcétera…bulevares… no sé qué más han hecho, no tengo ahorita la relación…”, dijo.

-¿Quién nos pudiera detallar esto?, se le repreguntó al Administrador Fiscal General para saber exactamente que se ha hecho con el dinero que ingresa a la Prodemi.

“Javier Villarreal”, respondió. “No, pues lo checamos a ver qué inversiones se hicieron, nosotros estamos ahí desde el 18 de agosto del año pasado, a la fecha”.

Una ‘papa caliente’ Así, la promotora se ha convertido en una papa caliente, pues entre Javier Guerrero, secretario de Desarrollo Económico; Jesús Ochoa, secretario de Finanzas; y el propio Ramos Flores, se echan la pelota sobre si pertenece o no a su dependencia.

Ramos recordó que en Coahuila se producen 15 millones de toneladas, de las cuales se comercializan 3 millones 300 mil como máximo a través de la Prodemi.

“El diferencial, o sea 12 millones de toneladas se comercializan a través de… lo venden a empresas o no sé”, dijo, “nosotros, el Gobierno del Estado, no tenemos conocimiento a quién se venden esas 12 toneladas, otra vez volvemos, es competencia federal”.

Aquí nada más la Prodemi tiene 3 millones de toneladas contratadas que comercializa para la CFE, insistió.

Dijo que cada una de las 3 millones de toneladas producidas se paga aproximadamente en 900 pesos, para un total de 2 mil 700 millones de pesos. Sin embargo, aseguró, de ese dinero, entre 80 y 90 millones de pesos es lo que recibe el Estado, producto de que por cada tonelada producida, se obtienen 19.25 pesos.

“Los productores le dan 19 pesos con 25 centavos por cada tonelada explotada a la Prodemi, y eso nos da aproximadamente alrededor de 80 o 90 millones de pesos (en realidad son 57.7 millones), eso es lo que recibe el Estado por su participación como comercializadora de la Prodemi, el diferencial se entrega a los productores y hay unas cuotas que tienen que estar pagando también ellos”, sostuvo.

El destino de los recursos recaudados por Promedi está por aclararse, dejó entrever Ismael Ramos