Hasta este momento hay 53 brigadistas en tierra, que están combatiendo el fuego, pues el clima no ha permitido movilizar a más elementos

La mañana de este martes se reanudaron las labores de control del incendio activo desde el domingo en la Sierra de Zapalinamé. Debido a las condiciones climatológicas de neblina y llovizna, ninguno de los helicópteros disponibles ha podido sobrevolar la zona afectada.

La bióloga Eglantina Canales, Secretaria del Medio Ambiente en Coahuila, señaló que en este momento hay 53 brigadistas en tierra, que están combatiendo el fuego, pues el clima no ha permitido movilizar a más elementos. 

“Las aeronaves no han podido despegar por las condiciones climatológicas, hay una neblina densa que impide la visibilidad y no hay forma de que puedan despegar, de hecho ayer uno de los helicópteros se dañó al golpear con algo mientras volaba en la zona”, señaló Canales.

La funcionaria estatal dijo que la lluvia que se ha presentado durante este martes ayuda a enfriar el terreno para que no se extienda más el fuego, sin embargo también dificulta la labor de los brigadistas por lo resbaloso del camino.

“En la mañana hubo lluvia hacia la parte de Saltillo y en el acceso a la parte del incendio, incluso una brigada se tuvo que regresar porque estaban en riesgo por lo resbaloso del terreno, ellos llevan herramientas punzo cortantes”, indicó la titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Desarrollo Urbano del Estado.  

Foto: Vanguardia/Omar Saucedo