Un estudio reciente muestra que las supuestas bondades de este nutriente como ‘protector cardiaco’ deberían ser revisadas más de cerca

Por: OMNIA

Hasta hace poco los expertos señalaban que tomar una cápsula diaria de vitamina E ayudaba a mantener alejadas las enfermedades cardiacas, aparte de disminuir el riesgo de cataratas y contribuir a prevenir el mal de alzheimer y la demencia senil.

Además, había evidencia de que esta vitamina neutralizaba las moléculas de oxígeno conocidas como ‘radicales libres’, las cuales han sido acusadas de dañar seriamente las células saludables y predisponerlas al cáncer y al envejecimiento prematuro.

Bueno, eso era antes de que un grupo de investigadores de la Universidad Estatal de Oregón presentara ante un seminario de científicos reunidos en Washington, los resultados de un estudio de tres años y medio llevado a cabo con pacientes en alto riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, los cuales fueron divididos en dos grupos, uno de ellos tomó diariamente vitamina E; y el otro no.

Los resultados mostraron que quienes tomaron la vitamina E no fueron menos propensos a sufrir un ataque cardiaco, lo cual vino a demostrar que este nutriente no ofrece ninguna protección contra ese tipo de problema.

La noticia dejó sin palabras a los científicos reunidos en la conferencia, por una razón muy simple: estudios previos habían concluido exactamente lo contrario; es decir, que la vitamina E protegía contra los males cardiovasculares.

Incluso ya se habían desarrollado medicamentos dirigidos especialmente hacia este tipo de problemas, como el Cardioprotect, una mezcla de aspirina y vitamina E, creada para prevenir infartos.

La cuestión es que el anuncio de que la vitamina E no parecía proteger al corazón, dio inicio a una serie de debates de los cuales surgió la conclusión de  que las bondades de ese nutriente como protector cardiaco deberían ser revisadas más de cerca.

Tome nota de esto

En primer lugar, aprenda a seleccionar la vitamina correcta...

Los anaqueles de las farmacias se desbordan con tal variedad de vitaminas E, que lo podrían llevar a la confusión. Hay suplementos de vitamina E naturales y sintéticos. Y encontrará esta vitamina en forma de tocoferol, alfatocoferol, gammatocoferol  y tocotrienol. ¿Cuál es la mejor? Los expertos sugieren la alfatocoferol. 

Puntualizaciones:

Los aceites vegetales y todos los tipos de nuez, contienen alguna forma de vitamina E. 

Los requerimientos normales de vitamina E en la alimentación diaria son de 15 a 30 unidades internacionales (ui) por día.

Las dosis de vitamina E más altas se recomiendan para proteger de problemas cardiovasculares.

Es muy importante que consulte a su médico si decide tomar esta vitamina. 

Resultados chocantes 

Un estudio realizado en Cambridge había concluido que los hombres y mujeres que tomaban vitamina E tenían 40% menos probabilidades de sufrir un ataque cardiaco.

Mientras que un estudio a cuatro años realizado por el Centro de Prevención de Enfermedades Cardiacas (EU),que incluyó dos mil 545 mujeres y seis mil 996 hombres, de los cuales la mitad tomó vitamina E y la otra mitad no, no confirmaron las conclusiones de Cambridge.  

Cuando los investigadores compararon los resultados de esos dos grupos, el número de ataques cardiacos era el mismo; por lo tanto, la conclusión fue que no había ningún beneficio protector de la vitamina E.

Entonces, ¿cuál de los estudios estaba en lo correcto?

Un investigador médico argumentó lo siguiente: “La explicación podría estar en que las personas que acostumbran tomar vitaminas (en este caso la E), son más conscientes de la buena salud y por ello también se cuidan más (por ejemplo se ejercitan e ingieren dietas saludables), razón por la cual en esos pacientes disminuye el riesgo de enfermedades cardiacas”.

(De la revista Health)