Jenaro Villamil califica de una manera puntual al EZLN: Su discurso "ya no parece funcionarles, es un discurso cada vez más sectario, desconfiado y sin interlocución con el resto de la sociedad mexicana". Foto: Especial
El periodista del semanario Proceso Jenaro Villamil, hace un agudo análisis del EZLN, a 25 años de su surgimiento, y lo trae a colación precisamente ahora que el autonombrado Ejército Zapatista de Liberación Nacional se opone a los proyectos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador

El periodista del semanario Proceso, Jenaro Villamil, hace un agudo análisis del EZLN a 25 años de su surgimiento, y lo trae a colación precisamente ahora que el autonombrado Ejército Zapatista de Liberación Nacional se opone a los proyectos del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Villamil expone en su artículo titulado "EZLN, balance a 25 años", publicado este 1 de enero de 2019 en el semanario de análisis político, que al paso del tiempo las virtudes del EZLN se han convertido en sus limitaciones.

Veamos: En 2006, el EZLN y el subcomandante Marcos protagonizaron un primer punto de inflexión con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Se expresaron en contra del proceso electoral de ese año, se alejaron de la primera campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador; se replegaron hacia los municipios que controlan en Chiapas, crearon las Juntas de Buen Gobierno como una alternativa al modelo de la “alternancia” a la mexicana entre el PRI y el PAN y se prepararon para lo peor con la “guerra contra el narcotráfico”, iniciada por Calderón, y así fue como se excluyeron como una "estrategia defensiva y de innegable pureza discursiva".

Pero a pesar de que en 2006 y 2012 denunciaron el fraude electoral durante el sexenio de Peña Nieto se mantuvieron con perfil bajo, sólo se asomaron para impulsar la candidatura independiente a la Presidencia de Marichuy.

Villamil expone las críticas hacia AMLO en el mensaje del EZLN de este 1 de enero desde la Selva Lacandona, pues se lanzó contra sus proyectos del Tren Maya y del Itsmo de Tehuantepec, y "advirtieron", en voz del comandante Moisés, que defenderán lo que han construido y calificó a López Obrador como un “mañoso”, igualmente la comandante Everilda aseguró que en los "pueblos zapatistas no caben las manipulaciones, engaños ni mentiras o consultas disfrazadas". 

Hasta a la Guardia Nacional le tocó su parte en el discurso del EZLN, de quien dijo que “por más que intenten humillarnos con las fuerzas represivas como es la Guardia Nacional, no descansaremos en defender nuestra madre tierra porque en ella nacimos, en ella vivimos y en ella moriremos. No nos rendiremos, no nos venderemos y ni claudicaremos”.

Para finalizar, Jenaro Villamil califica de una manera puntual al EZLN: Su discurso "ya no parece funcionarles, es un discurso cada vez más sectario, desconfiado y sin interlocución con el resto de la sociedad mexicana".

(Con información de Proceso)