AP
Afirmó que se trata de un chiste que fue mal entendido por la crítica

Massimo Cellino, presidente del Brescia, está en el ojo del huracán por las declaraciones sobre su jugador, Mario Balotelli. 

Cellino llamó negro a Balotelli y dijo que estaba trabajando para aclararse, algo que generó mucha polémica pero él lo calificó de un chiste que fue mal entendido. 

"Balotelli es negro, qué quieren que les diga. Está trabajando para aclararse, pero sigue con dificultades", dijo Cellino, en el lugar donde se celebró una reunión de la Liga de la Serie A en Milán.

Poco después de que el presidente del Brescia pronunciara estas palabras, el club publicó un comunicado en el que defiende que Cellino quería realmente defender a Balotelli de la presión del entorno.

"Por lo referido a las declaraciones concedidas esta tarde por el presidente Massimo Cellino sobre nuestro jugador Mario Balotelli, Brescia Calcio puntualiza que se trata claramente de un chiste, de una paradoja evidentemente malentendida y de un intento de quitar clamor de una exposición mediática excesiva", se lee en el comunicado oficial del Brescia.

Balotelli fichó con el equipo tras expirar su contrato con el Marsella. 

Cellino fue acusado de racismo por su declaración, en una temporada donde el futbolista ha sufrido cantos discriminatorios.