Omisión. Para la adquisición de licencias de conducir, no se aplican las pruebas de manejo. | Foto: HÉCTOR GARCÍA
Para la adquisición de licencias de conducir, no se aplican las pruebas de manejo

El trámite de la licencia de conducir se volvió fácil y rápido: tan solo el primer día del Buen Fin (lunes 9 de noviembre) se emitieron mil 333 licencias en Coahuila.

Mientras la tecnología facilita la adquisición del permiso, los exámenes para asegurar que la persona tiene la capacidad de manejar consisten en una serie de preguntas que en ocasiones no se realizan y todavía no existe una prueba de manejo.

“Hacemos lo que siempre hemos hecho, el Buen Fin no viene a cambiar absolutamente nada. A las personas que tramitan su licencia por primera vez se les aplica un examen de siempre, es un examen que se aplica en tres variables, tres pasos que tienen que ver con hacer una serie de preguntas sobre el conocimiento que tenga la persona sobre la señalización, reglamento de tránsito y cuestiones de cómo se ensañaron a manejar”, explicó el subsecretario de Transporte del Estado, Rodolfo Navarro.

 

Al año la Subsecretaría de Transporte de Coahuila emite aproximadamente 360 mil licencias de conducir, de las cuales el 22 por ciento corresponde a trámites de primera vez y el resto a renovación.

En promedio se emiten 850 licencias al día antes del Buen Fin, y durante estos días la cifra supera las mil 300, informó el titular de la dependencia, Rodolfo Navarro.

VANGUARDIA tramitó una licencia para un conductor de primera vez y no le aplicaron el examen o preguntas correspondientes cuando acudió a la cita (agendada un mes después del pago) para capturar su información biométrica (10 huellas digitales, iris y fotografía).

Asimismo fue testigo de que personas que hoy cuentan con licencias de conducir vigente, con los nuevos plásticos que cumplen las exigencias de la Comisión Nacional de Seguridad, no presentaron exámenes o contestaron preguntas relacionadas, incluso hubo quienes no sabían manejar un vehículo y pudieron tramitar su licencia con tan solo un pago.

“No sé qué habrá pasado, cómo fue que burlaron ese filtro porque les debieron de haber preguntado si era por primera vez o si era renovación; no dudo que ocurriera, pero no es la constante”, respondió el subsecretario Navarro.

Del 9 al 23 de noviembre, los días del Buen Fin, las licencias de manejo tienen el 50 por ciento de descuento, es decir, una persona puede pagar 331 pesos por un permiso estatal con vigencia de dos años para conducir un vehículo.

 

SIN PRUEBAS DE MANEJO

Todos los días hay accidentes de tránsito relacionados con exceso de velocidad y falta de respeto a los señalamientos, todos los días hay atropellados (uno al día es ingresado al hospital en el estado, por lesiones que ponen en riesgo su vida o lo pueden dejar con incapacidad, de acuerdo con el Boletín  Epidemiológico); sin embargo, en Coahuila no hay pruebas de manejo.

“No hay prueba de manejo. El año que entra, esperamos que en enero, adquirimos un buen número de tabletas para aplicar el mismo examen, donde ya definimos las preguntas que se van a plantear; estamos viendo qué número de preguntas van a ser para que apruebes el examen, hasta cuántas oportunidades te podemos dar, si una o dos veces más, para que pases el examen”, detalló Rodolfo Navarro.

Mientras las personas que tramitaron su licencia a partir del 5 de noviembre de 2018 (cuyos datos ya están capturados) pueden renovar su licencia en un trámite de 5 minutos, la cifra de accidentes crece y la infraestructura vial da prioridad a los vehículos motorizados particulares que pesan más de 2.5 toneladas.

Nazul Aramayo

1985. Reportero enfocado en temas de movilidad, medio ambiente, historias de vida, cultura popular, música, literatura. Autor de los libros “Cantinas que merecen ser amadas y personas que no” (Producciones El Salario del Miedo: 2019), “La Monalilia y sus estrellas colombianas” (FETA: 2017) y “Eros díler” (Jus: 2012). Ha sido ganador del Premio Estatal de Periodismo Coahuila 2017 y 2018, en los géneros de Crónica y Mejor Trabajo de Periodismo Cultural respectivamente. Ganador del XXIX Concurso Literario Nacional “Magdalena Mondragón” en el género de cuento. Ha sido becario del PECDA y FONCA.