Esta semana hubo mucha tela de dónde cortar en materia de telenovelas desde las nuevas producciones de “Fábrica de Sueños” hasta la supuesta versión a la mexicana de “Grey’s Anatomy” producida por “El Güero” Castro.

Decimos supuesta, porque aunque en redes sociales al hacerse oficial que la actriz cubana Livia Brito (“La Piloto”) protagonizará una serie sobre las relaciones entre los trabajadores en un hospital titulada de forma tentativa “Médicos”, y cuyo productor sería José Alberto “El Güero” Castro tras su exitosa segunda temporada de “Por Amar sin Ley”, no faltaron las descalificaciones, memes y burlas por considerarla una adaptación a la televisión hispana de la mencionada serie norteamericana, algo factible si se tiene como antecedente que en el 2011 TV Azteca ya lo había hecho con un proyecto fallido titulado “A Corazón Abierto” pero el mismo “Güero” se encargó de desmentir esos rumores al hablar con los medios de comunicación afirmando que se trataría de una historia original.

En lo que esto sucedía, el mismísimo Emilio Azcárraga Jean terminó de dar su espaldarazo a lo que a partir del lunes 2 de septiembre se conocerá como un ciclo de miniseries que bajo la denominación de “Fábrica de Sueños” en un total de 25 capítulos de duración adaptarán y actualizarán clásicos como “Cuna de Lobos”, “Rubí” y “La Usurpadora”, entre otras, apareciéndose dizque “de sorpresa” en el set donde se graba esta última bajo la producción de Carmen Armendáriz (“Locas de Amor”) y que protagonizan por Sandra Echeverría y Andrés Palacios que en su momento ya comentamos aunque es refrito en su adaptación a la actualidad “la usurpadora” en cuestión, una gemela idéntica de pasado “reprobable” no sólo suplantará a una hermana rica y sumisa sino ahora la Primera Dama de México.

Tan exitosa y confiable visita fue esta que la productora Carmen Armendáriz no se tardó en confirmar también por redes sociales que la bio-serie que preparaba pero dejó en “stand by” por la asignación prioritaria de “La Usurpadora” sobre la vida de la diva del cine mexicano María Félix ya tenía una protagonista asegurada: la misma Sandra Echeverría, quien ya a principios de año habíamos comentado también en estas líneas que no hizo un mal trabajo interpretando a “La Bandida” en la teleserie que se distribuyó a través de Amazon Prime y se dice que con su trabajo en un doble papel en “La Usurpadora” se ha ganado a pulso el que podría ser el personaje de su carrera: “La Doña”, María Félix.

Sin embargo, en lo que esta noticia le cayó de perlas a la también hija del inolvidable primer actor también de la Época de Oro de nuestro cine, Pedro Armendáriz, al productor Roberto Gómez Fernández, hijo del no menos memorable Roberto Gómez Bolaños “Chespirito” le cayó como balde de agua fría la orden superior de que la bioserie que ya tenía casi en el horno sobre la vida de su padre tendría antes que hacer méritos a la manera de Carmen Armendáriz al serle asignada la historia de “Colorina”, el clásico que protagonizó Lucía Méndez en 1980 sobre una prostituta que tiene un hijo con un hombre casado y rico y que en el 2001 se conoció como “Salomé” con Edith González y Guy Ecker como pareja.

Comentarios a: sopeoperas@yahoo.com