En términos deportivos la “bola ensalivada” es un lanzamiento trucado ilegal que fue prohibido después de la temporada de 1920 en Estados Unidos. Cuando se lanza una bola ensalivada, ésta se mueve de forma impredecible, difícil, casi imposible de batear. La intención del pitcher mañoso es crear resistencia y un cambio en el peso uniforme de la pelota. Otro truco es “rasguñar” la pelota con lima o papel de lija para afectar su peso y trayectoria. En el estadio cada aficionado protesta de inmediato hasta que sacan al pitcher del montículo acompañado de chiflidos en clave conocida.

Un día sí y otro también la bola ensalivada de la comunicación simulada y contradictoria, además de perniciosa, toda vez que es la “materia prima” de lo que debiera ser información verdadera, precisa y útil para la toma de decisiones cuando se necesita: invertir, crear empleos, producir, obtener certificación ISO para exportar a cualquier parte del mundo, agrandar la economía formal, etc.

Desde micrófono de Palacio Nacional (montículo del pitcher) también es lanzada todos los días la “bola rasguñada” con información incompleta o presentada intencionalmente opaca. Pero se topa con oídos de ciudadanos con inteligencia y sentido común, también con la lógica irrefutable de un niño de 10 años.

Así que, si el Gobierno de México no ofrece condiciones transparentes de retorno de capitales, estaría demostrando que prefiriere provocar la fuga de cerebros de quienes estudiaron y trabajaron para titularse. Las becas de universidades privadas las tienen que seguir pagando durante y después de titularse.

Estos jóvenes traen la brújula del progreso, la fuerza de empuje de la juventud. No son una carga para nadie y saben trabajar duro para obtener certificaciones internacionales de mejores prácticas, pagadas de su bolsillo. Ellos sencillamente invertirán en otros países porque no les dejan de otra aquí, en el país donde nacieron.

La capacidad de análisis y el potencial de emprendimiento de los millennials es un activo para el País. Tienen brújula mental, educación superior, formación laboral, plan de negocios, están entrenados en la mecánica y dinámica de los consejos donde se toman las decisiones colegiadas.

Ellos y ellas… ni se compran toda afirmación que venga del olimpo político, ni están dispuestos a perder el dinero que arriesgan: ahorros y financiamiento bancario, debido a las malas políticas públicas inoperantes.

Conservamos la vida y somos ciudadanos del mundo para aprender de nuestra realidad y mejorarla. Es de vital importancia que nos olvidemos del criterio, “nosotros, ustedes y ellos”, porque esa mentalidad obstruye la integración. Cuando lo que se necesita es reconstruir el tejido de personas que como células sanas construyan la prosperidad. Sólo los que saben integrar los elementos de la realidad que enfrentan son capaces de obtener un mapa mental útil. “Siempre díganme la verdad”. Siendo un genio, Steve Jobs era un Buda a la hora de escuchar a su equipo de trabajo.

¡Decídete a ser feliz hoy!

 

@_A_lfonsina