Foto: Internet.
Una fuente cercana al actor reveló que sus hijos fueron la motivación que lo llevaron a regresar a rehabilitación

A unos días de haber oficializados su divorcio, el actor y director de Hollywood, Ben Affleck, regresó a un centro de rehabilitación para tratar su alcoholismo, ya que teme recaer en la bebida.

 

Una fuente cercana a Affleck señaló a un medio de espectáculos en Estados Unidos, que lo motivo a ingresar al sitio es su deseo de estar sobrio para cuidar a sus hijos Violet, de 12 años, Seraphina, de 9 y Samuel, de 6, producto de su matrimonio con la también actriz Jennifer Garner.

 

Foto: Internet

Según detalló la fuente, el director se quedará la mayoría de las noches en la clínica de Malibú para recibir ayuda médica. 

El 22 de agosto, la protagonista de “Si Tuviera 30”,  llevó a Ben hasta un centro para trabajar su adicción a la bebida. Sin embargo, tiempo después el director de cine fue retratado por los paparazzi recibiendo una caja de cervezas afuera de su domicilio, lo que significó una recaída.