Foto: Vanguardia/Christian Mtz.
Decenas de saltillenses llevaron a sus mascotas al templo de San Esteban

Durante la homilía de la misa en la que bendijo a las mascotas, Mario Carrillo Palacios, sacerdote de la parroquia San Esteban, recordó las imágenes del caso de maltrato animal en Piedras Negras, por lo que llamó a los feligreses a cuidar de sus animalitos.

El 17 de enero se celebra el Día de San Antonio Abad, santo católico que convivió con los animales en su retiro espiritual hacia el desierto.

En dicho retiro, la historia narra que el hombre santo sanó a unos jabatos que una jabalina acababa de parir; nacieron ciegos.

“A veces no sabemos quiénes son los animales: si los humanos o los animalitos. Pedimos por todos los animalitos que sufren maltrato o que se encuentran en malas condiciones por descuido de los dueños”, oró el religioso.

Carrillo Palacios recordó que San Antonio Abad, a los 28 años, vendió su posesiones, herencias y se fue a vivir al desierto. Vivió en una cueva en oración y meditación.

“Y en esa vida de ermitaño, viviendo en el desierto, su compañía eran los animales”, dijo.

Trascendió que la explanada del Vaticano se convirtió en una pequeña granja. La mayoría de las especies que llevaron los dueños eran animales de granja.