Foto: Twitter
El exsecretario del Interior en tiempos de Obama ha sido nombrado por el presidente Joe Biden como embajador de Estados Unidos en México

Joe Biden, nominó hoy a Ken Salazar, quien fuera secretario del Interior durante la administración de Barack Obama, como embajador en México.

Cabe destacar que aún falta que el Senado lo ratifique, y si esto ocurre, Salazar, un abogado de 55 años, sería el primer hispano en ser embajador de EU en México desde que el republicano Tony Garza llegara a México en 2002.

Salazar ha apoyado públicamente la utilización de la técnica del fracking para extraer gas natural, al considerar que no implica ningún riesgo para el medioambiente.

Incluso, ha recomendado a las compañías energéticas dedicar campañas para educar a la población respecto a los beneficios y seguridad de esta técnica de extracción.

Cuando Ken Salazar, nacido en Colorado, aceptó el cargo de secretario del Interior de manos de Obama a inicios de su administración allá por 2009, su nuevo jefe lo presentó diciendo: "la familia de Ken ya estaba en Estados Unidos antes de que existiera como país. La frontera los cruzó, ellos no cruzaron la frontera".

Obama hizo alusión así a que Salazar desciende de los primeros colonos mexicanos y españoles que, en 1598, llegaron a una región que hoy ocupa parte de Nuevo México y Colorado. 

Un artículo de opinión de Dolia Estévez para SinEmbargo, dice esto sobre la nominación de Salazar:

Pese a su no trayectoria diplomática, será un enorme plus llegar a México con el sello de aprobación de Biden, a diferencia de su antecesor Christopher Landau, quien apenas conocía al presidente que representó.

“Envía el mensaje de que Biden está mandando a políticos cercanos a él y que pueden levantar el teléfono y comunicarse con él”, me dijo Arturo Sarukhan, quien se considera amigo de Salazar con quien trabajó de cerca cuando este fue funcionario estatal, senador y luego secretario del Interior de Obama.

El embajador de carrera retirado, quien fue titular de la Embajada de México en Washington en el sexenio de Calderón, añadió que Salazar no es ningún experto en México como tal, pero conoce muy de cerca temas clave de la relación como agua transfronteriza, medio ambiente y sustentabilidad fronteriza, energía, renovables y migración. “Es un tipo callado, no protagónico, quizá hasta introvertido en público, pero con un gran olfato político”.

Con todo, Salazar es considerado en el mundo político como mexicoamericano. De niño, dijo, lo tildaban de “mexicano cochino” en el colegio. Sus cargos públicos han servido para llenar la cuota hispana en el gabinete de Obama y en el Senado. Habla español y, como referente de su procedencia, usa sombrero vaquero.

Es abogado de profesión. Tiene 66 años. Cuando dejó el servicio público en 2013, se incorporó al buró jurídico internacional Wilmer Hale. En las pasadas elecciones presidenciales, fue copresidente del Comité Liderazgo Latino de la campaña de Biden.

Aquí puedes leer el artículo completo de Dolia Estévez