Oportunidad. Integrantes del Estudio Lomelí ofrecen a los visitantes la oportunidad de tatuarse uno de los diseños que se exponen, además de convivir con los artistas creativos que los elaboraron. Fotos: Vanguardia/MAYRA FRANCO
Estudio Lomelí ofrecerá un evento para los amantes del arte del tatuaje con la intención de propiciar la interacción entre los artistas que los realizan y el público en general

¡NO TE LO PIERDAS!
¿CUÁNDO? HOY 30 DE SEPTIEMBRE
¿DÓNDE? ESTUDIO LOMELÍ
¿HORA? 15:00 HORAS
¿COSTO? De 500 a 1, 500 pesos según el diseño del tatuaje.

 

Los espacios alternativos e independientes siempre tienen ofertas fuera de lo ordinario. Estudio Lomelí se ha caracterizado por ser un lugar para la innovación y la experimentación artística y cultural. 

Cada nuevo evento que se realiza en el quinto piso del edificio de Allende 224 cumple con estas características y el Black Bone Tattoo Club no será la excepción.

Con muy diversos objetivos el Black Bone se creó principalmente con la intención de ser un espacio para la práctica del tatuaje. 

“Esto comenzó por nuestra curiosidad con el arte del tatuaje; compramos el equipo pero no teníamos manera de practicar y empezamos tatuándonos entre nosotros, muy punk el asunto”, explicó Ramiro Rivera, uno de los socios del Estudio.

De ahí, sus inquietudes prácticas se involucraron con las artísticas y el proyecto se fue transformando en un punto de encuentro para personas afines, artistas visuales contemporáneos, artistas del tatuaje y público en general. 

“Empezamos a ver las posibilidades gráficas del tatuaje y nos hicimos la pregunta de  ‘¿Porqué no sacarlo de ese circuito de gente que sólo quiere tatuar?’ Hay artistas visuales que tienen la curiosidad y aunque no quieran ser ejecutantes sí desean involucrarse” comentó Rivera.

A través de una selección entre los artistas que los socios de Lomelí consideraron les interesaría formar parte de esta exposición, se convocaron a 14 creativos. Cada uno de ellos aportó dos diseños que fueron impresos en serigrafía y serán expuestos en la galería durante una semana a partir de esta noche. la noche del sábado.

Estos 28 diseños son los que estarán disponibles para el público que acuda a la Flash Night. El catálogo, además, estará a la venta, en caso de que alguien desee adquirir las estampas, en las están los estilos  de cada uno de sus creadores.

Daniel Alcalá, Natalia Blanco, Miguel Canseco, Carlozcalaveras, Román Eguía, Emmanuel García, Lilette Jamieson, Asís Jaramillo, Jess, Federico Jordán, Musber, Karla Rangel, Ana Ramírez, Rafael Rosell son los artistas elegidos, algunos locales y otros oriundos de Torreón, Piedras Negras, Francisco I. Madero, Monclova y de la Ciudad de México.

1,500 es el costo más alto del tatuaje, aunque depende del diseño.

“Decidimos concentrar todas las vertientes de la propuesta en una sola noche, pero durante la siguiente semana que las impresiones estén expuestas la gente igual puede venir, ver la exposición y si quiere, también pedir que se le haga un tatuaje”, dijo Rivera.

Las imágenes del catálogo abarcan una amplia variedad de estilos, desde apropiaciones artísticas de íconos de la cultura pop, elementos usuales en los discursos visuales de ciertos artistas y hasta diseños más usuales en el mundo de la tinta sobre la piel.

Tres artistas estarán tatuando durante la jornada, que empezará a recibir gente a partir de las 15:00 horas, aunque el evento de inauguración formal será hasta las 19:00 horas de hoy sábado 30 de septiembre. 
Dos de ellos son miembros del Estudio Lomelí y el tercero es un invitado especial.

“Taxco Tattoo son los padrinos de este evento, y por ello uno de sus artistas nos estará acompañando ese día”, afirmó Adair Vigil.

Otro de sus padrinos será la marca de cerveza artesanal SLW, que, en acuerdo con el espíritu del evento, presentará una bebida experimental. También se encuentran otras empresas locales que han mostrado su apoyo al Tattoo Club como la Taberna El Cerdo de Babel y las editoriales Medio Pliego y La Panorámica.

Dibujos y bebidas

El próximo evento, a celebrarse el sábado 7 de octubre, continuará con el objetivo de formar comunidad, propiciar la sana interacción y la libre expresión y experimentación artística.Drink n’ Draw es una propuesta de Coworking Monterrey, organización que realiza eventos culturales sin fines de lucro, interesada en crear puentes entre Saltillo y Monterrey. 

“Los conocimos en un evento que se llamó ‘Charlas y cheves’ en Tiyahui hace unos meses y de ahí se gancharon para proponer el Drink n’Draw”, explicó Adair.

Aún no están listos los pormenores de la dinámica, que podría desarrollarse como la simple creación de “doodles”, la experimentación gráfica o, incluso se podría trabajar la figura humana con un modelo en vivo.
El evento tendrá cupo limitado y su principal objetivo es la convivencia sana entre artistas y aficionados a la creación plástica, al dibujo, a lo cual, por supuesto, se sumarían las bebidas durante la velada.