Foto: Especial
No se ha revelado su crimen, pero Blanca rechazó una oferta de 10 años por declararse culpable, y ejerció su derecho a un juicio y recibió el triple de tiempo. Llevaba 12 años de 30

Antes de dejar oficialmente la presidencia, Donald Trump emitió las subvenciones ejecutivas de clemencia a través de un comunicado de la Casa Blanca.

El documento señala que Donald Trump otorgó el indulto a 73 personas y conmutó las sentencias de otras 70.

En la lista de indultados, figuran personajes de alto nivel como su polémico exasesor Steve Bannon, quien enfrenta cargos por fraude, además del rapero Lil Wayne, quien se declaró culpable por posesión de arma de fuego en diciembre de 2020.

Entre estos nombres se encuentra también el de Blanca Virgen, una mujer mexicana quien cumplió 12 años de una sentencia de 30 años.

Según señala el comunicado, Blanca rechazó una oferta de 10 años por declararse culpable ante la corte, y ejerció su derecho constitucional a un juicio y recibió el triple de tiempo en tribunales estadounidenses.

Dentro de prisión, Blanca Virgen ha recibido numerosos premios por sus logros de programación educativa en prisión, y una vez que quede en libertad regresará a México para estar con sus cuatro hijos.

La Casa Blanca no menciona el delito por el que la mujer mexicana fue acusada.

El indulto presidencial, de acuerdo con la constitución de los Estados Unidos de Norteamérica, es un poder que tienen los presidentes de conceder clemencia a infractores declarados culpables por el sistema de justicia penal federal.

Es en el artículo dos, sección dos, donde se señala que “el Presidente será comandante en jefe del Ejército y Marina de los Estados Unidos y de la milicia de los diversos estados, cuando sea llamado al servicio real de los Estados Unidos; podrá requerir la opinión, por escrito, del oficial principal de cada uno de los departamentos ejecutivos, sobre cualquier tema relacionado con los deberes de sus respectivas oficinas, y tendrá poder para otorgar indultos por delitos contra los Estados Unidos, excepto en casos de juicios políticos”.

Sin embargo, esta facultad únicamente abarca los delitos federales, por lo que no evita el riesgo de que una corte o fiscal estatal presente acusaciones de los mismos asuntos, de acuerdo con el análisis de Charlie Savage para The New York Times.

Además, agregó el periodista, hay múltiples contras en esta decisión. Destacó el hecho de eliminar las capacidades para invocar a la Quinta Enmienda, por lo que un beneficiario del indulto “citados ante el Congreso o ante un gran jurado estarían obligados a declarar; mentir o rehusarse a testificar constituiría otro delito”.