Bolsa Mexicana de Valores / Foto: Especial
Una baja en las cifras de creación de empleos en Estados Unidos, sumado a un descenso en la economía China y las bajas perspectivas de la OCDE para crecimiento económico mundial, así como el anuncio del BCE de un nuevo estímulo económico debido a una desaceleración económica en Europa, llevan a la Bolsa Mexicana a su décimo día de pérdidas y al peso a seguir vendiéndose cerca de los 20 pesos

Este viernes el peso mexicano cerró la semana con una depreciación de 1.14 por ciento, o 22 centavos, siendo esta la mayor caída del peso, en términos semanales, desde noviembre, esto producto de un fortalecimiento generalizado del dólar, de acuerdo con Banco Base.

El dólar spot se vende en 19.49 pesos, en tanto que en ventanillas el billete verde bajó a los en 19.90 pesos. A lo largo de la semana, el tipo de cambio alcanzó un mínimo de 19.2142 y un máximo de 19.6224 pesos por dólar

Esta mañana se emitieron las cifras de creación de empleo en Estados Unidos que fueron a la baja, lo que vuelve menos probable que la Fed abra sus tasas de interés, de acuerdo con un análisis de Banco Base.

La OCDE también advirtió de riesgos a la baja para el crecimiento económico, ajustando su previsión de crecimiento global para 2019 de 3.5 a 3.3 por ciento.

“Tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de anunciar nuevos estímulos y ajustar a la baja sus previsiones de inflación y crecimiento económico para el año, agregando que no planean subir sus tasas de interés hasta 2020, siempre y cuando las condiciones económicas lo permitan”, informó Banco Base. 

Al peso, cabe lo golpearon también las perspectivas de la calificadora Standard & Poor’s que decidió ajustar de estable a negativa la perspectiva para la calificación crediticia de México y el lunes hizo revisiones a la perspectiva para la calificación de 77 empresas del sector financiero.

BOLSAS A LA BAJA

El IPC (S&P/BMV IPC), de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró por décimo día consecutivo con pérdidas, en línea con Wall Street plaza que también se vio afectada por los débiles datos de empleo en la economía de EU, aunado a preocupaciones sobre la economía global.

El IPC cerró con pérdidas por el 0.13 por ciento, con una variación de -55.14, y se ubica en 41 mil 586.7 unidades.

El selectivo mexicano no había registrado una caída similar desde 2015 e inicios de 2016.

Los mercados internacionales muestran retrocesos debido a que China también presentó resultados económicos negativos. A esto se suma el anuncio de la OCDE de la disminución de las expectativas de crecimiento económico global y que el BCE presentó un nuevo estímulo después de reconocer una desaceleración económica en Europa.

El índice FTSE de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) también abrió con pérdidas por el 0.10 por ciento de ganancia, con una variación de -0.85 puntos, colocándose en las 852.91 unidades.