Foto: Especial
El último y más grande modelo de la gama BMW X brinda una nueva sensación de espacio al segmento de lujo, gracias a las impresionantes extensiones abiertas y el diseño de primera clase de su interior y sus características de equipamiento de vanguardia.

CDMX.- El BMW X7 es el primer vehículo en fusionar la presencia, exclusividad y amplitud de un modelo de lujo con las propiedades de conducción ágil y versátil que se esperan de un Sports Activity Vehicle (SAV).

El último y más grande modelo de la gama BMW X brinda una nueva sensación de espacio al segmento de lujo, gracias a las impresionantes extensiones abiertas y el diseño de primera clase de su interior y sus características de equipamiento de vanguardia.

Al mismo tiempo, la avanzada tecnología en el tren motriz y chasis del X7 garantiza que ofrezca toda la destreza todoterreno, el excelente confort de marcha y el manejo ágil en la carretera por los que los SAV son reconocidos.

Foto: Especial

DE PROPORCIONES ARMONIOSAS

Añadir el BMW X7 a su cartera forma parte de la ofensiva de modelos actuales de BMW Group en el segmento de lujo, que es en sí mismo un elemento clave en la estrategia de la compañía. El BMW X7 se construirá en la planta de BMW en Spartanburg, Estados Unidos, y su lanzamiento al mercado comenzará en marzo de 2019.

Con 5 mil 151 milímetros de longitud, 2 mil milímetros de ancho, mil 805 milímetros de altura, y con una distancia entre ejes de 3 mil 105 milímetros, el BMW X7 muestra proporciones armoniosas y se establece muy claramente como la cabeza de la familia de modelos BMW X.

El nuevo lenguaje de diseño, dominado por líneas precisas y superficies expansivas, intensifica el aura de autoridad del vehículo. La parte delantera prominente, con su parrilla de riñón BMW excepcionalmente grande, le da al vehículo una innegable sensación de presencia.