Evo Morales, ex-presidente de Bolivia | Foto: Especial
Las declaraciones del ex-presidente "contravienen" su condición de asilado político, afirma el gobierno de Bolivia

El gobierno de Bolivia, encabezado provisionalmente por Jeanine Áñez, presentó una "protesta formal" ante México por las declaraciones del expresidente Evo Morales. 

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia considera que las manifestaciones de Evo "contravienen" su condición de asilado político. 

En un comunicado señalan que: "Evo Morales incita a la violencia desde México, lo que atenta contra la estabilidad del gobierno constitucional, la paz social y los derechos humanos del pueblo boliviano". 

 

Bolivia afirma que el gobierno de López Obrador desconoce la Declaración sobre el Asilo Territorial, adoptada por la Asamblea General en su resoluciín 2312 XXII), de 14 de diciembre de 1967, en la que se indica que: 

"Los Estados que concedan asilo no permitirán que las personas que hayan recibido asilo se dediquen a actividades contrarias a los propósitos y principios de las Naciones Unidas", el cual se refiere al mantenimiento de la paz y la seguridad internacional, fomento de relaciones de amistad, y no injerencia en la política interna de otros países.