Al menos 25 misiles cayeron en el Campamento Taji; 5 personas resultaron heridas. ESPECIAL
El ataque fue inusual porque ocurrió durante el día, cuando normalmente los ataques a bases militares suelen registrarse de noche

BAGDAD, IRK.- Un nuevo ataque con misiles hizo blanco en una base que acoge a tropas de Estados Unidos y de otros países de la coalición al norte de Bagdad, revelaron ayer funcionarios de seguridad de Irak pocos días después de que un incidente similar cobrara la vida de tres soldados, dos de ellos estadounidenses.

La coalición encabezada por Estados Unidos informó que al menos 25 misiles cayeron en el Campamento Taji justo antes de las 11:00 de la mañana. Algunos causaron daños en el área donde las fuerzas de la coalición se encuentran asentadas, mientras que fueron a dar a las unidades de defensa aérea, de acuerdo con un comunicado del Ejército de Irak.

Tres integrantes de la coalición y dos soldados iraquíes resultaron heridos en el ataque al Campamento Taji, dijo el vocero de la coalición, Myles Caggins. La nacionalidad de los miembros de la coalición heridos no fue dada conocer de momento.

Un comunicado de las fuerzas militares de Irak indicó que la “brutal agresión” hirió a personal de defensa aérea, el cual permanece en condiciones críticas, si bien no se ofreció una cifra.

Las fuerzas iraquíes luego descubrieron siete plataformas desde las cuales fueron lanzados los misiles en el área de Abu Azam, al norte de Bagdad. Otros 24 misiles fueron hallados listos para su lanzamiento.

El ataque fue inusual porque ocurrió durante el día, cuando normalmente los ataques a bases militares suelen registrarse de noche.

El incidente del miércoles en Taji mató también a una soldado británica y provocó un bombardeo estadounidense el viernes contra lo que funcionarios de EU describieron principalmente como un arsenal perteneciente a Kataib Hezbollah, una milicia respaldada por Irán.