Aterrados. Los inquilinos despertaron alertados por el impacto. Fotos: Vanguardia/Christopher Vanegas
Inquilinos de la vivienda registraron las placas del auto mientras huía

La tranquilidad y el sueño de una familia fueron interrumpidos por un fuerte estruendo.

Cuando despertaron descubrieron un enorme hoyo en la barda de la vivienda, causado por un conductor en aparente estado de ebriedad, quien se dio a la fuga para evadir la responsabilidad del accidente que ocasionó.

Sin embargo, los agraviados lograron anotar las placas del vehículo, por lo que las autoridades ya lo buscan para que pague por los cuantiosos daños ocasionados.

El accidente se presentó cerca de las 2 de la mañana de ayer sobre la calzada Antonio Narro, a la altura de la colonia Landín, cuando el conductor de una camioneta Ford Explorer color blanca perdió el control y se impactó en contra del vivienda con el 1559.

Rompe. Con el choque parte de la pared colapsó.

El conductor quedó aturdido por el golpe, pero después dio marcha atrás antes de que fuera detenido, y escapó a toda velocidad del lugar.

En su huida no se percató que uno de los inquilinos de la vivienda alcanzó a ver la placa y anotarla, para dar aviso a las autoridades a través de la línea de emergencias 911.

Un elemento de Tránsito fue quien llegó a tomar conocimiento, levantando el parte informativo para consignar el caso ante el Ministerio Público y que éste realice las investigaciones para dar con el paradero del responsable.

Los afectados deberán acudir al Ministerio Público para poner formalmente su denuncia para que las autoridades procedan con su detención.