Especial
Trabajadores municipales retiran el petróleo de la Playa Viral en Aracajú, Brasil

RÍO DE JANEIRO, BRA.- El Gobierno de Brasil autorizó ayer la movilización de 5 mil efectivos del Ejército y de tres aviones de la Fuerza Aérea para la las labores de limpieza y contención del derrame de petróleo crudo que desde septiembre pasado se arrastra por las playas del litoral noreste del país.

Después de una reunión en el Ministerio de Defensa para evaluar la crisis, el vicepresidente brasileño, general Hamilton Mourao, indicó a periodistas que los efectivos forman parte de la Décima Brigada de Infantería Motorizada, con sede en Recife, capital del estado de Pernambuco, uno de los más afectados por el derrame.

La creciente presión ciudadana y de las cortes obligaron al gobierno brasileño a tomar y aplicar medidas adicionales.

Se han recolectado alrededor de 600 toneladas de crudo desde que comenzó a aparecer a principios de septiembre, dijo Mourão a los reporteros. Señaló que aún se desconoce el origen del derrame.

El crudo ha aparecido en al menos 200 playas de nueve estados del país, según el reporte más reciente del regulador ambiental nacional, Ibama.

Oceanógrafos y grupos ambientalistas han denunciado que la respuesta del gobierno es lenta e inefectiva.

El gobierno fue objeto de críticas similares después de que incendios arrasaran con enormes extensiones de la región amazónica durante junio y julio. Tardíamente envió a soldados a que ayudaran a los bomberos locales a combatir las llamas.