Basura. En un recorrido se pudo constatar que en algunas avenidas del Centro Histórico hay chicles tirados y diversas manchas negras. / Foto: Vanguardia Roberto Armocida
En un recorrido realizado por VANGUARDIA, se pudo observar que las banquetas de la calle Juan Aldama, que fue inaugurada el 24 de junio de 2015, tiene un aspecto sucio y en algunas zonas el piso se ve negro

Las banquetas del Centro Histórico de Saltillo “brillan” por la suciedad en que se encuentran. A poco más de un año de que concluyera la remodelación de las calles de esta zona, ya están repletas de chicles y manchas negras que afean el lugar. 

En un recorrido realizado por VANGUARDIA, se pudo observar que las banquetas de la calle Juan Aldama, que fue inaugurada el 24 de junio de 2015, tiene un aspecto sucio y en algunas zonas el piso se ve negro, sobre todo entre las calles Manuel Acuña y Xicoténcatl, donde se encuentra la parada del transporte público. 

En la vialidad de Ignacio Allende ocurre lo mismo, donde los chicles pegados en el suelo ya son demasiados, así como en el concreto estampado que se colocó para su embellecimiento. 

Este medio ha informado en varias ocasiones sobre esta problemática. Sin embargo, conforme pasa el tiempo, las aceras lucen peor. Aunque la goma de mascar puede ser retirada con la ayuda de una espátula, la marca que deja en el suelo permanece. 

Foto: Vanguardia Roberto Armocida

En septiembre del año pasado, el DIF Coahuila realizó la campaña “¡No Masques! El Chicle va en la Basura”, en la que jóvenes retiraron las gomas de mascar que habían pegadas en la calle Victoria que, al parecer, no tuvo resultados. 

La remodelación de las principales calles del Centro Histórico de Saltillo costo más de 150 millones de pesos, sin embargo, la falta de limpieza en los pisos prevalece. 

ENTÉRESE

- Dentro de la normativa municipal existen sanciones para aquellos saltillenses que arrojen cualquier tipo de basura en la calle, sin embargo, esto continúa sin aplicarse por parte de la autoridad competente.