Cortos. Los Saraperos no pudieron completar la barrida ante los Broncos al perder el tercero de la serie. / Marco Medina
Los tamaulipecos impidieron que la Nave Verde viniera de atrás y les arrebatara el triunfo

Con una gran actuación del serpentinero mexicoamericano César Carrillo y el explosivo bateo de Max Ramírez, los Broncos de Reynosa lograron sacudirse la barrida ante los Saraperos al apuntarse el tercero de la serie por pizarra de 10-3, el de la honra, pues la Nave Verde les pegó viniendo de atrás en los primeros dos choques.

El designado Max Ramírez brilló por los Broncos a la ofensiva al producir 8 carreras para su equipo. En la primera entrada pegó un sencillo sobre la serpentina del venezolano Víctor Gárate, quien fue activado por Saraperos junto al dominicano Francisco Cruceta por los waivers de Rubén Gotay y Manny Delcarmen, con lo que Nick Van Statten abrió la pizarra por los visitantes.

Aunque la Nave Verde logró igualar los cartones (1-1) en el segundo capítulo con la anotación de Zazueta producida por Jonathan Aceves, Ramírez respondió por los tamaulipecos en la tercera entrada al pegar un elevado de sacrificio para que el mismo Van stratten regresara la ventaja (2-1) a los Broncos. Ahí, Saraperos regresó rápidamente al marcador con la anotación de Justin Greene gracias al sencillo de Karím García.

El duelo se fue empatado en la cuarta entrada, pero para el quinto rollo Max Ramírez pegó el primer cuadrangular de los Broncos en la campaña, el cual llegó en gran momento, pues se llevó por delante a José Luna y Miguel Torrero y separarse en los cartones por 5-2.

Gárate terminó su labor luego de 5 innings lanzados en los que recibió 6 hits para esas 5 carreras, dio un pasaporte y abanicó a 4 rivales.

Al relevo salió Marco Camarena, quien fue recibido por el hit de Rubén Agramón, quien luego fue remolcado con el cuadrangular de Said Gutiérrez, con lo que Reynosa se puso 7-2 sobre los Saraperos. Christian Zazueta también pegó “bambinazo”, pero fue en solitario para recortar a 7-3 en el marcador.

Para la novena entrada Carlos Zúñiga salió por Saraperos, a quien Van Stratten y Torrero le ocuparon bases; a la caja de bateo llegó Max Ramírez, quien cerró una gran noche con otro cuadrangular de 3 carreras para cerrar la pizarra por 10-3.

Hoy los Saraperos de Saltillo visitarán a los Sultanes de Monterrey para abrir serie ante los regios.