Drew Lock, Brett Rypien y Blake Bortles fueron considerados contactos de riesgo en el rastreo de COVID-19. ARCHIVO
El entrenador en jefe de los Broncos, Vic Fangio dijo previamente que el corredor Royce Freeman es el mariscal de campo de emergencia del equipo

DENVER.- Todos los mariscales de campo en la plantilla de los Broncos son inelegibles para jugar contra los Saints luego que fueron considerados contactos cercanos de alto riesgo en el rastreo de COVID-19, dijeron las fuentes, sin embargo, tienen planeado jugar el partido sin quarterbacks disponibles.

Drew Lock y Brett Rypien, los dos quarterbacks en la plantilla activa, y el mariscal de campo del equipo de prácticas Blake Bortles fueron considerados de alto riesgo debido a que no estaban utilizando su cubrebocas.

Las preocupaciones aumentaron desde que los Broncos colocaron al quarterback Jeff Driskel en la lista de reservas/COVID-19 el jueves por la mañana luego de una prueba positiva.

Drew Lock, Brett Rypien y Blake Bortles, quienes estuvieron en el campo durante el periodo abierto en el inicio de la práctica de este sábado, fueron retirados del entrenamiento antes de que terminara. Los tres se han sometido a pruebas adicionales desde el jueves y los tres han dado negativo hasta ahora.

El entrenador en jefe de los Broncos, Vic Fangio dijo previamente que el corredor Royce Freeman es el mariscal de campo de emergencia del equipo. Los Broncos también tienen al receptor abierto Kendall Hinton en el equipo de prácticas, quien jugó como mariscal de campo en sus primeras tres temporadas en Wake Forest.