Considerada como una de las estrellas más taquilleras de Hollywood, la actriz da un paso más en su carrera y toma las riendas por primera vez detrás de la cámara para dirigir un drama sobre artes marciales que fue muy aplaudido en Toronto

La revolución femenina llegó al mundo del cine para quedarse. Muy pocos hablan hoy del movimiento #TimesUp, pero el cambio de clima es evidente y las oportunidades para las mujeres se multiplican, incluso en medio de la pandemia. El mejor ejemplo es ver que una de las estrellas más sensuales de Hollywood cruzó del otro lado de las cámaras para ocupar el rol de directora en la nueva producción de cine “Bruised”. Y aunque la cuarentena no permita verla en una sala de cine normal, Halle Berry al menos pudo estrenar una versión virtual de streaming en el prestigioso Festival Internacional de Cine de Toronto, aclarando que todavía no está terminada la versión final que se verá completa, con la distancia social que permite el cine de Netflix.

La Academia del Oscar este año impuso que aquellas producciones que pretendan competir por el premio como Mejor Película también cuenten con suficiente diversidad aunque sea detrás de cámaras ¿Crees que hoy existe mucha más diversidad y muchas más oportunidades para la mujer, en el mundo del cine? “Yo creo que hay un cambio. 20 años atrás vivíamos en un mundo muy diferente al de hoy. A mí me costaba encontrar roles que me inspiraran lo suficiente para mostrar mi talento o incluso poder actuar en un rango mucho más amplio del que hoy puedo llegar a trabajar. Mira el mundo de la TV. Ahí está hoy el mejor cine y es de todos los colores. Está lleno de roles femeninos maravillosos que 20 años atrás ni siquiera existían. Y estoy muy orgullosa de formar también parte de esa evolución porque todavía estoy aquí, con una buena carrera por delante, en una nueva frontera como la dirección de cine”.

¿Con el rol como directora de cine, conseguiste finalmente el control total de tu trabajo como actriz? "Yo solo quiero contar más historias, no solo sobre mujeres, mujeres de color, porque me di cuenta que si no lo hacemos nosotras mismas, hay menos posibilidades de que suceda. Y hoy me inspira ver tantas mujeres de color escribiendo, dirigiendo, produciendo, contando nuestras propias historias  con nuestros propios lentes. Y también me inspira ver que aquellos que no tienen nuestro color nos apoyan, ayudando a dar tantas oportunidades. Se siente bien, muy bien”.

Desde las superproducciones de “X Men” con el personaje de ‘Storm’ o la sensualidad de ‘Gatúbela’ y la seducción de James Bond, el Oscar de “Monster's Ball” se suma a la larga lista de éxitos de Halley Berry. Pero nada puede compararse con el desafío de dirigir su propia producción de cine. Esta vez, con “Bruised” Halle se dirige ella misma en un moderno estilo de “Rocky”, con el rol de Jackie Justice, una luchadora de artes marciales mixtas que enfrenta a una de las nuevas estrellas, al mismo tiempo que necesita recuperar el verdadero título de madre con un hijo que abandonó seis años antes.

¿Cuánto hay de Halle Berry en la ficción del personaje de Jackie Justice, en ‘Bruised’? “Hay mucho de Jackie en mí, en toda la historia. Al ser una mujer de color en esta industria, entiendo lo que significa tanta lucha a lo largo de los años, para tratar de encontrar un lugar donde muchas veces sentí que no tenía ninguna salida. Eso es lo que me conectó al instante con el personaje. Yo siempre me conecto con el más indefenso. Me he sentido desvalida en tantos momentos... no solo en mi vida personal sino también en mi vida profesional. Entiendo la lucha y la tenacidad que se necesita para sobrevivir y enfrentar la adversidad. Eso es lo que tanto me conectó. Y cada vez que pienso en el personaje, siento que bien pude haber sido yo".

¿Y pensaste desde un principio en dirigirla, además de protagonizarla? “Bueno, después de leer el guion primero busqué a los productores que tenían los derechos y tuve que convencerlos para que pudieran imaginar que la protagonista podía ser una mujer de raza negra de mediana edad, demostrando que yo podía interpretar esta luchadora, para contar su historia. Cuando los convencí, me dieron la responsabilidad de buscar al director que pudiera tener la misma visión que pudiera darle vida. Y hablé con reconocidos actores y varias directoras. Pero en ese mismo camino, aunque los respeto a todos, sentí que muchos de ellos no entendían o no se identificaban con el material de la misma forma que yo lo veía. Y hablando del tema con una amiga, una noche, cuando le conté que nadie entendía lo que yo imaginaba, ella me preguntó por qué no me animaba a dirigirla yo”.

¿Cómo resultó la transición entre el actuación y el primer trabajo como directora de cine? “Para ser honesta, tenía pánico. Cualquier director puede decirte que tiene miedo antes de empezar a dirigir cualquier producción de cine. Y si no lo dicen, mienten. Todos los directores con los que yo hablé me dijeron que el miedo es saludable, que sin cierta preocupación sienten que no les interesa el proyecto. Y como actriz, es algo que yo también siempre sentí. Siempre sentí cierta cifra de miedo saludable, al querer dejar lo mejor de mi, esperando poder encontrar la mejor creatividad en cada nuevo trabajo”.

¿Qué tan complicado resultó la tarea de encontrar a los otros actores de la película sin evitar los prejuicios que pudiste haber tenido como actriz? “¡Mi Dios! El primer consejo que tuve de los directores que más admiro, lo primero que me dijeron fue ‘El más grande trabajo de un director es encontrar a los actores que realmente necesitas’. Y te digo que fue el mejor regalo que pudieron haberme dado, porque todos los actores en esta película son maestros en lo suyo. Sheila Atim, que interpreta a Buddhakan fue la primera actriz que contraté. Con Adan Canto, me tomé mucho más tiempo en encontrarlo porque necesitaba alguien que tuviera un crudo sex appeal del que pudiera enamorarse mi personaje, además de creer que él también pudo haber sido en algún momento un luchador, alguien peligroso”.

INTERNET

TALENTO COAHUILENSE:

La película es protagonizada por Halle Berry, Sheila Atim y Adan Canto, un actor originario de Acuña, Coahuila que hace unos años se convirtió en el primer personaje latino de “X-Men”.

Canto interpreta al agente y novio de Jackie Justice, personaje interpretado por Halle Berry.

Los créditos de Canto incluyen la aclamada serie de Netflix “Narcos”, “Blood and Oil” de ABC y “The Following de Fox”. Además, próximamente estrenará “2 hearts”, una película llena de esperanza.