Laboriosos. Trabajadores municipales y un grupo de ciudadanos, sacan de los arroyos desde colchones y salas completas; hasta objetos de brujería. Fotos: MAYRA FRANCO
El movimiento de limpieza que puso en marcha el municipio y ciudadanos replicaron; no deja de dar sorpresas

En los arroyos que convergen en la ciudad, no solo es normal encontrar sillones, colchones y retretes, efectos utilizados para la brujería, como fotos y escritos con cabellos y figuras diabólicas.

Según personal de limpieza de la Dirección de Ecología, en el arroyo del Ojo de Agua, es en donde más material de este tipo se ha encontrado porque “desde siempre hemos sabido que por toda esa ruta hay gente que se dedica a eso (a la brujería) y van y lo tiran en los arroyos”.

En este sentido,  el ingeniero Francisco Torres, encargado del área de limpieza de arroyos y terrenos baldíos, señaló que son al menos media tonelada lo que se logra retirar en cada visita a lugares, como el caudal que cruza la colonia La Condesa Urdiñola, en donde una cuadrilla realizó limpieza este sábado.

MOVIMIENTO EN REDES

Pero no acudieron solos, al menos 10 ciudadanos liderados por Sofía Ramos, quien a través del Movimiento Uno Ciudadano ha implementado un plan de acción para limpiar diversos puntos de la ciudad, que son foco rojo por acumulación de basura y desechos.

 “El reto es apropiarse del espacio público, esta basura llegó aquí por ciudadanos inconscientes, está muy cochino y no solo queremos limpiar sino también buscamos plantar flores, árboles y que los contextos cambien”, señaló.

Será a través de redes sociales que se continuará convocando a ciudadanos para que se unan por el bien común y que ayuden a limpiar diversas zonas de la ciudad.