Fotos: Luis Salcedo
Puntos de riesgo comenzando de oriente a poniente, en el cruce con el bulevar Eulalio Gutiérrez

El bulevar José Narro Robles, antes conocido como la carretera a Los Rodríguez, se ha convertido en un calvario para los habitantes que viven en los fraccionamientos por donde pasa la vía que está siendo ampliada y que cuenta con al menos 8 puntos críticos que ponen en riesgo a automovilistas y peatones.

Con el desarrollo de este sector se hizo necesario aumentar de dos a cuatro carriles, aunque existen puntos en donde de cuatro se convertirán a dos como en el puente del arroyo que pasa por la zona.

La vía comprende 2.8 kilómetros que conducen del bulevar Eulalio Gutiérrez al Venustiano Carranza y de acuerdo con el alcalde Manolo Jiménez, las obras llevan más de un 60 por ciento de avance. En un recorrido efectuado por VANGUARDIA se comprobó que los trabajos carecen de orden y que ponen en peligro a las personas que transitan.

Tenga cuidado

1.-Inicia a dos carriles y aproximadamente a 50 metros, a la altura de las canchas Dragones FC y Residencial Toscana se abre a cuatro carriles.

2.-A la altura del Convento de los Juaninos hay una desviación que reduce el tráfico con ballenas plásticas a dos carriles, aparentemente para que los vehículos entren a la propiedad.

3.-Al llegar al bulevar José Musa de León están cerrados los carriles de poniente a oriente, por lo que el tráfico se reduce de nuevo a dos carriles.

4.-En Jardines de Versalles se encontraban ayer los trabajadores de municipio laborando, por lo que la vía se reduce de nuevo.

5.-Cerca de las canchas del Sindicato del IMSS, en el puente que atraviesa el arroyo, sigue a cuatro carriles, pero muy reducidos.

6.-En el cruce de la calle Santa Ana, ya en la colonia Los Rodríguez, se dejaron dos señalamientos a media calle.

7.-Llegando a Rincón de Saavedra hay conos que limitan la circulación colocados en curva, sin aparente justificación.

8.-El bulevar desemboca en Venustiano Carranza, en donde hay ballenas plásticas para evitar que los automovilistas pasen por un hundimiento.