El caso por el desvío en el PJ no ha avanzado desde 2018
Solicita opinión de la Auditoría, que presentó la denuncia. No se ha emitido determinación definitiva por el MP

La Fiscalía Anticorrupción de Coahuila le pidió a la Auditoría Superior del Estado (ASEC) su opinión para decretar el “no ejercicio de la acción penal” (desechar el asunto) por el desvío de 126 millones de pesos del Poder Judicial de Coahuila en el llamado “Ficreazo”, encontrado en la Cuenta Pública 2014, pero denunciado cuatro años después.

“Se emitió la vista para recabar la opinión de esta Auditoría Superior del Estado, respecto de la Determinación Definitiva de No Ejercicio de la Acción Penal. A la fecha, no se ha emitido la Determinación Definitiva por el Ministerio Público”, se puede leer en el estatus de la denuncia que hizo la ASEC por el tema del Ficreazo.

En el año 2014, cuando el Poder Judicial de Coahuila se encontraba a cargo del magistrado Gregorio Alberto Pérez Mata, se descubrió que se perdieron 126 millones de pesos de inversiones del Fondo para la Mejora de la Administración de la Justicia en una cuenta que estaba en el Ficrea, sociedad financiera que fue intervenida por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores por presunto lavado de dinero.

De acuerdo con el Informe del Seguimiento al Segundo Semestre de 2020, el caso del Ficrea no ha avanzado desde que se interpuso denuncia formal el 18 de agosto de 2018, por el faltante de 126 millones de pesos invertidos en el Ficrea y que pertenecían al Fondo para la Mejora de la Administración de la Justicia, administrado por el Poder Judicial.

La denuncia no señala culpables, pero sí una serie de irregularidades que se cometieron en el manejo de los recursos del Poder Judicial, al no tener el debido cuidado cuando se hacían los depósitos o bien se recibían dividendos por parte de Ficrea, esto debido a que los depósitos se hacían en una cuenta y los reintegros al Poder Judicial se hacían por otra vía.

Sin embargo, la Auditoría Superior de Coahuila ha sido cuestionada porque no obstante conocer de los hechos irregulares en la inversión del Ficrea en la Cuenta Pública 2014, la denuncia la presentó cuatro años después, sin que hasta la fecha se justifique el motivo.

Otra denuncia en la cual la Fiscalía Anticorrupción quiere aplicar el no ejercicio de la acción penal, es decir, no continuar con el trámite de la carpeta de investigación para turnar a un juez el asunto, es un presunto desvío en el Instituto Coahuilense de Cultura, también de la Cuenta Pública 2014.

Curiosamente el presunto desvío por un millón 720 mil pesos también es del 2014 y la denuncia se presentó de igual forma en el 2018, cuatro años después.