Trabajo. Aunque el déficit es bajo, dijo el Fiscal, buscarán aumentar la fuerza policiaca en Coahuila. Foto: Archivo
Aclara Gerardo Márquez que el faltante no es del 70%, como lo informó un diagnóstico nacional sobre Policías Preventivas Estatales

El Fiscal General del Estado Gerardo Márquez dijo que Coahuila tiene un déficit de policías preventivos de aproximadamente el 15 por ciento y no el 70, como lo establece un estudio nacional elaborado por la Secretaría de Gobernación (Segob).

Según el “Diagnóstico nacional sobre las policías preventivas de las 
entidades federativas” con 0.5 policías preventivos estatales por cada mil habitantes, la cobertura en la entidad no llega ni a la tercera parte (30 por ciento) de lo que al menos debería tener: 1.8.

“Efectivamente anda en .5  policías por mil habitantes, sin embargo ese indicativo solamente se refiere al estado de fuerza a todos los policía de la Policía Estatal. La Policía estatal junto con el resto de las policías preventivas de los municipios, por ejemplo la misma policía investigadora, los mismos custodios, sumados todos llegamos al 1.8 aproximadamente, con lo que estaríamos en el rango”, dijo Márquez.

El Fiscal General refirió que sumadas todas las fuerzas policiacas que operan en el Estado el número de elementos ronda los 5 mil 400.

De todas formas Gerardo Márquez  dijo que los planes de la presente administración son aumentar en forma paulatina el número de elementos.

“Hay unos 80 elementos entre la policía estatal y la policía de Investigación Criminal que recientemente acaban de graduarse y pronto irán a diversas áreas; además de la academia del Estado tenemos las municipales, donde cada tres meses egresan policías, eso nos permitirá crecer en cobertura”, declaró.

A nivel nacional, el estándar sólo es alcanzado o rebasado por dos entidades: Tabasco (1.8) y Ciudad de México (4.2); y entre las 10 peor posicionadas se encuentra Coahuila, junto a Baja California Sur, Chihuahua, Durango y Sinaloa con 0.5.

Y por debajo de ellos están únicamente Guanajuato, Querétaro, Sonora y Aguascalientes, con 0.4, y Baja California, el peor en el ranking con 0.3. En el país, el promedio es 1.1.