Violencia. La niña de ocho años inventó un secuestro para librarse de los malos tratos de su madrastra. / Archivo
En las investigaciones se ha descartado que el padre ejerza algún tipo de violencia en contra de la niña

Bajo el resguardo de las autoridades y en busca de un hogar de apoyo se encuentra la menor de ocho años que el pasado sábado mintió sobre ser víctima de un secuestro, todo para escapar de una presunta situación de violencia familiar.

Una carpeta de investigación se sigue integrando por parte de la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia; la menor de edad ya fue tratada por los especialistas del área de psicología de la dependencia estatal, para ampliar los testimoniales y buscar que se aclare el caso.

Los hechos ocurrieron durante la tarde del sábado, cuando se activó el Código Rojo y las patrullas de las distintas corporaciones de seguridad pública se trasladaron hasta el bulevar José Musa de León, donde se localizó a la menor de edad deambulando.

Según versiones oficiales, la niña habría salido de un local comercial de la zona mientras su madrastra estaba atendiendo un pendiente, y al ser cuestionada por un hombre que la vio paseando sola dijo que escapó de sus captores que la trajeron desde la ciudad de Monterrey.

Sin embargo, las investigaciones posteriores motivaron a la intervención de la Pronnif, pues se supo que la víctima en realidad escapaba de su tutora por un presunto caso de violencia y maltrato en el seno del hogar.