Origen. En 2019 una mujer fue censurada en el Museo de Arte Moderno.
El recorrido se realizó en la Sala Manierista, donde se exhiben pinturas de diversas épocas que hacen referencia a la lactancia, como Las siete virtudes, de Peter de Kempeneer

CIUDAD DE MÁXICO.- Un grupo de mujeres acudió este fin de semana al Museo Nacional de San Carlos en compañía de sus bebés para promover la normalización de la lactancia en lugares públicos.

El recorrido se realizó en la Sala Manierista, donde se exhiben pinturas de diversas épocas que hacen referencia a la lactancia, como Las siete virtudes, de Peter de Kempeneer.

“El pediatra nos ha impulsado a seguir la lactancia lo más posible, porque no sólo es alimentación, sino el vínculo emotivo y la salud”, expuso Lucina Palacios.

Según la asociación Normalizando la Lactancia Materna, el recorrido coordinado con el INBA propone reflexionar sobre los beneficios de que los niños reciban la leche materna al menos durante dos años.

En 2019, una mujer fue censurada en el Museo de Arte Moderno por amamantar a su hijo en una sala. A partir de las protestas, el INBA propuso a las madres en periodo de lactancia que visiten museos para normalizar esa práctica en jornadas conocidas como La Tetada.

“Creemos que a través de la cultura y la educación podemos llegarle a la gente y pasar el mensaje de la lactancia”, explicó Fernanda Herranz, del colectivo.

La sociedad debe cambiar su enfoque sobre la importancia de que las madres alimenten con su leche a sus hijos en el momento que lo deseen.

“Debes tener la libertad de amamantar a tu hijo en el momento que quiera sin sentirte mal, sin ningún juicio de valor... Y es el derecho de los niños a comer, estés en el metro o a la mitad de donde sea”, concluye Crista Clausen.