Así se dice en el box cuando uno de los peleadores mueve su cabeza justo hacia donde va dirigido el golpe de su oponente.

Les platico: No me gustan las corridas de toros, ni la cacería ni el box, pero les sé a ese deporte, a esa actividad y a la mal llamada "fiesta brava", que no tiene nada de fiesta ni de brava y sí de circo de fantoches alardeando sus alucinadas "valentías" pavoneándose con sus vestidos de tutús frente a animales moribundos.

Es que tengo amigos muy apreciados que son aficionados al box, a la caza y a los toros.

Incluso uno de ellos -un muy afamado político- es dueño de ranchos donde le da por irse a matar -también- a animales indefensos quesque porque le está haciendo un favor a la naturaleza ayudándola a evitar la sobre población de venados, pichones y otras especies.

Ja, como si la naturaleza en su inmensa sabiduría necesitara de semejantes oficiosos ayudantes que se arman hasta los dientes en esta temporada de frío para irse a atascar de cerveza y grasa desde sus minaretes con calefacción desde donde apuntan a mansalva contra sus presas.

En fin, el título de este artículo viene a cuento porque me estoy dando cuenta de que en materia política, algunos personajes nacionales, estatales y municipales, están precisamente cabeceando para el lado del chingadazo. ¡Arre con los primeros!

RICARDO MONREAL

Al permitir que su hermano contienda por la gubernatura del Estado del que son dueños, amos y señores desde que comenzaron sus redituable$ carrera$ política$.

Mis fuentes dentro del Senado le confieren a Ricardo habilidades y astucias fuera del paupérrimo estándard de sus colegas legisladores y gracias a ello, iba en caballo de hacienda para meter su cuchara en la designación del candidato de Morena a la grande en el 2024.

Pero cabeceó para el lado del chingazo cuando sucumbió a las presiones de su hermanito -y a las tentacione$ de él mismo- al influir para mangonear y papearse -otra vez- con la gubernatura de Zacatecas.

TATIANA CLOUTHIER

Pudiendo quedarse tranquilita a seguir disfrutando la vida en su "trabajo" de Total Home desde su casa de la Mirasierra en el otrora municipio modelo de San Pedro, la hija de Maquío rompió otra vez con los principios de los que tanto alardeó cuando se autoerigió en adalid de las buenas causas y propósitos nacionales.

Muy atrás quedó en el tiempo su congruencia con los ideales que le inculcó su ilustre padre, cuando les aventó el arpa y el tololoche -la diputación federal y su afiliación partidista- a los jerarcas panistas que quisieron imponerle agenda para la levantadera de dedo desde su curul.

Pero cabeceó para el lado del chingazo cuando después de su berrinche por perder ante Clara Luz la candidatura de Morena por la gubernatura de NL, aceptó como premio de consolación la Secretaría de Economía.

No se ha dado cuenta, pero el pitcher de la novena de la 4T, le tiró una recta de fuego de 100 millas para que se ponche solita y en vez de sacarla del juego, ella misma se irá a la banca y luego a las regaderas, cuando se dé cuenta que de nada le va a servir su título del Tec de Monterrey en “Letras Inglesas”, para lidiar con la cartera más importante del gobierno federal en medio de la crisis económica en la que estamos metidos por obra y gracia del bicho... y de los bichos que fingen -porque no fungen- como responsables de la salud nacional.

Chin, se me acabó el espacio. Le sigo luego con los "boxeadores" que me faltan en la lista.

CAJÓN DE SASTRE

"No te apures, aquí te esperamos", dice la irreverente de mi Kalifa, frotándose las manos, de ansiedad y de frío también...