Foto: Especial
Elemento castrense acusado de ‘comprar’ a menor por 700 pesos, es enviado al Penal mientras avanza su proceso judicial

Un soldado acusado de violar a dos menores en Saltillo fue detenido en Amozoc, Puebla, informaron autoridades estatales. 
Cosme Gaspar Ramírez fue ubicado el pasado jueves por la Policía Militar en un domicilio de esa localidad y trasladado a Saltillo. 

Ayer fue llevado a las instalaciones del Centro de Reinserción Social de Saltillo (Cereso), donde el juez de control le programó una audiencia privada en el Centro de Justicia Penal, su proceso sigue con la causa 283/2016 por el delito de corrupción de menores y equiparado a la violación.

A esta audiencia no le fue permitido el acceso al público, sólo a la agente del Ministerio Público comisionada a la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia (Pronnif).

El elemento castrense fue señalado por haber ultrajado a dos menores el pasado 14 de mayo. Una de ellas fue “comprada” a cambio de 700 pesos que le entregó a la otra jovencita –que sostuvo relaciones sexuales a motu proprio- y a la madre de ésta, según información que ha dado conocer la Pronnif.

La menor -de quién se omiten sus generales- salió de su casa rumbo a la tienda y en el camino se encontró con su vecina de 12 años, quien pidió acompañarla.

La niña de 12 años amenazó a la adolescente con decirle a su mamá que “se metía con hombres”, por lo que le pidió que le hiciera caso y aceptó acompañarla.

Gaspar pasó por ellas y la adolescente corrió por que al hombre no lo conocía, pero fue perseguida hasta ser alcanzada, donde asegura que fue amenazada y llevada hasta un domicilio que está en la colonia Las Teresitas.

A la afectada le dieron una cerveza al parecer mezclada con algún tipo de droga, pues la menor se mareó de inmediato, sin embargo, ella recordó que alcanzaba a gritar “¡me duele, ayúdame!”.

Como la menor afectada se tardó en regresar a su casa, su familia comenzó a buscarla. Al encontrar una patrulla, elementos municipales informaron a los padres que acababa de generarse un reporte de dos niñas retenidas en una casa.

Al ubicar al soldado, éste huyó al Batallón Militar, donde después desertó y huyó a su natal Puebla, allí fue que lo detuvieron el jueves.

Por la tarde de ayer se informó que al imputado le dictaron prisión preventiva y sus abogados defensores solicitaron un plazo de 144 horas para que el próximo viernes 26 de agosto, determinen si se le dicta la vinculación a proceso.