Foto: Archivo
Ayer se le dio el beneficio de la libertad con el brazalete, y ahora va estar obligaba a comparecer el próximo lunes 24 de junio

Lorena Jazmín Cruz del Ángel, quien saqueó una casa que alquilaba y con esa misma cometió ocho fraudes, fue detenida por la policía y enviada al penal.

La mujer solo duró presa por tres horas, porque la juez ordenó su liberación con un brazalete electrónico para evitar su salida de la ciudad.

La acusada de 45 años de edad rentó una vivienda amueblada que se localiza en Federalismo 607 en la colonia Villas del Sol, en Ramos Arizpe, Coahuila.

El primer fraude que cometió es que los bienes como la sala y el comedor los puso en venta en las redes sociales.

Luego puso en renta la misma casa a otra persona y le hizo firmar un contrato de dos años.

Además tomó imágenes al domicilio para seguir ofreciéndolo en renta y logró “enganchar” a seis clientes.

A cada uno les pidió depósitos bancarios como primera mensualidad y los citó por separado en distintos puntos para hacerles entrega de las llaves.

La detención de Lorena ocurrió el lunes 17 de junio, cuando se encontraba en las instalaciones de la policía municipal.

LA DETIENEN RECLAMANDO

Iba con la intención de reclamar el por qué detuvieron a su esposo y al darle a conocer el motivo, que fue el de alterar el orden público, se comportó violenta.

Empezó a patalear las puertas de la Dirección de Seguridad Pública con la idea de exigir la libertad de su esposo por alterar el orden público.

Pero sus planes no le salieron, porque en la delegación se encontraban tres mujeres policías en el filtro de atención.

Estas se encargaron de someter a Lorena, también por alterar el orden público y al tramitar su disposición ante un juez calificador, salió un antecedente penal.

Era requerida por el juez y antes de obtener su libertad, la policía investigadora se hizo cargo de trasladarla ante el tribunal.