Foto: Especial
Los dos detenidos pertenecen a la banda criminal “Los Paisa” que mantiene su presencia principalmente en ciudades colindantes con Estados Unidos de América

SINALOA.- Labores de inteligencia de la Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR) en coordinación con la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) de la Fiscalía General del Estado (FGE), Guardia Nacional (GN), lograron la detención de José Luis “N” y Chrystian Jovanni “N”, quienes fungían como jefe de una célula de sicarios y sicario para el Cártel de Sinaloa en Ensenada, Baja California.

De acuerdo con los reportes elaborados en campo por elementos de infantería, elementos de Semar, adscritos a la Guardia Nacional con apoyo de Inteligencia Naval y personal del GESI en cuatro meses, se logró la ubicación y detención de estos sicarios.

Los dos detenidos pertenecen a la banda criminal “Los Paisa” que mantiene su presencia principalmente en ciudades colindantes con Estados Unidos de América, como es el caso de Tijuana, Baja California; Nogales y Agua Prieta, Sonora; Ciudad Juárez, Chihuahua, así como Nuevo Laredo y Matamoros, en Tamaulipas.

De acuerdo con la información recabada por las Fuerzas Armadas y estatales, José Luis “N”, alias “Fish” y/o “Peach” y/o “Pich” y/o “Pelón”, inicialmente colaboró bajo las órdenes de David “N”, alias “Cabo 20” y/o “Lobo”, cuando era líder operativo de otra organización criminal.

Su función consistía en realizar asesinatos selectivos, por lo cuales llegaba a cobrar hasta 50 mil pesos, en función del riesgo que le representara dicha acción.

Sin embargo, decidió distanciarse cuando dejó de recibir su pago, por lo cual planeó atentar en contra de “Cabo 20”, sin obtener resultados. Esta situación lo orilló a regresar a Ensenada a finales del año 2018, a un domicilio familiar, donde se reencontró con su hermano Chrystian Jovanni “N”, alias “Toro y/o Dax”, quien recientemente había salido de prisión tras ser acusado del delito de robo con violencia.

José Luis “N” cuenta con antecedentes penales por el delito de robo (2012), robo de vehículo (2012), robo a casa habitación (2006, 2013 y 2015), robo con violencia (2012, 2013 y 2015), por lesiones en riña (2005), lesiones calificadas (2002), daño en propiedad ajena (2009). Asimismo, ha estado en prisión en distintas ocasiones por los delitos de robo a casa habitación (2013), robo con violencia (2013 y 2017), así como robo calificado y con violencia (2015).

Mientras que Chrystian Jovanni “N” * alias *Toro y/o Dax, cuenta con antecedentes penales por el delito de robo (2018), robo con violencia (2004, 2005, 2008, 2018), robo a casa habitación (2004), robo de vehículo (2018), daño en propiedad ajena por incendio (2003), portación de arma de fuego (2008), contra la salud (2018), por lo cual se le cumplimentó una orden de aprehensión en su contra, siendo puesto a disposición de la autoridad penitenciaria.

Durante la estancia en prisión de ambos sujetos, estos decidieron unirse a una banda criminal denominada “Los Paisa”, formando una amistad personal con Gerardo “N” (a) Lucas, líder de la mencionada estructura en Baja California, quien actualmente se encuentra preso en el CERESO “El Hongo”, quien fuera acusado por el delito de privación ilegal de libertad, robo con violencia y robo de vehículo con violencia en el 2019.

“Los Paisa” no cuenta con una filiación directa con alguno de los Cárteles de mayor importancia en México, sus líderes e integrantes colaboran con estos, engrosando principalmente las estructuras operativas, contratándose como sicarios u homicidas a sueldo, situación que les permite laborar en cualquier zona de la República.

Esta banda criminal, mantiene su presencia principalmente en ciudades colindantes con Estados Unidos de América, como es el caso de Tijuana, Baja California; Nogales y Agua Prieta, Sonora; Ciudad Juárez, Chihuahua, así como Nuevo Laredo y Matamoros, en Tamaulipas.

Cada uno de los sicarios, tiene la obligación de realizar distintas aportaciones económicas o en especie a los líderes de la banda en cada región quienes, a su vez, lo hacen llegar a su líder en México, numerario que es utilizado para la obtención de armas de fuego, equipo táctico, vehículos, droga y el pago de sobornos para distintas autoridades.

De acuerdo con la información disponible estos sujetos participaron de manera directa en el asesinato de un jefe de bomberos, hecho ocurrido el 13 de abril de 2020 y de un abogado ocurrido el 24 de abril de 2020 ambos en Ensenada.

Para pasar desapercibidos ambos sujetos hacían uso de una camioneta Ford F-150 color blanca de reciente modelo, la cual contaba con luces tipo estrobos en color azul y rojo, con lo cual hacían pensar a sus víctimas se trataba de una unidad policial.

Dicho vehículo fue asegurado por la Policía Municipal de Ensenada el día 30 de abril de 2020, en las inmediaciones de la colonia Márquez de León, según los reportes de la autoridad, lograron observar a dos masculinos quienes emprendieron la huida a pie sin poder darles alcance.

Al momento de su detención los detenidos, se encontraba en posesión de dos armas cortas de fuego 9mm (una de ellas con las siglas “Pich” grabadas, así como 01 Granada de Utilería y aproximadamente 460 gramos de Heroína.

Los sicarios, así como los objetos probablemente constitutivos de delito, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República, quien será la responsable de definir su situación jurídica.