Caleb Ewan/ AP
El australiano consiguió su segunda etapa mientras que Roglic se mantiene con el maillot amarillo

El velocista australiano Caleb Ewan atrapó su segunda victoria del Tour de Francia de este año, imponiéndose el miércoles en un caótico embalaje hacia la meta. Precavido, Primoz Roglic solventó la traicionera llegada a Poitiers para retener la casaca amarilla de líder general.

Ewan se despegó del irlandés Sam Bennett en los últimos metros de la undécima etapa, logrando que su rueda delantera superase con lo justo en la meta al segundo Peter Sagan. Bennett figuró tercero.

Pero el alemán Sagan, apretado contra las barreras hacia al costado derecho de la ruta, se abrió espacio al inclinar su hombro izquierdo sobre el belga Wout Van Aert, una maniobra que podría ser objeto del análisis de los jueces de la carrera.

“Muy, pero muy caótica", comentó Ewan. “Muy loca”.

La etapa de 167 kilómetros (104 millas) largó en la playa de Chatelaillon, en la costa del Atlántico de Francia.

Ewan, de 25 años y corredor del equipo Lotto Soudal, también salió victorioso en la tercera etapa y ganó tres fracciones cuando disputó su primer Tour el año pasado.

Nada cambió en la clasificación general. Roglic aventaja por 21 segundos a su escolta inmediato, el colombiano y vigente campeón Egan Bernal. El francés Guillaume Martin está tercero, a 28 segundos. El colombiano Nairo Quintana se mantiene quinto, a 32 segundos.