Foto: Archivo
En Yemen, la crisis obliga a las familias a casar a sus hijas cada vez más pequeñas. Toman esta decisión para tratar de conseguir dinero para comprar comida a través de las dotes que reciben. Eso sí, la ley estipula que las niñas no deben "consumar el matrimonio" hasta cumplidos los 11 años

La crisis humanitaria por la que atraviesa Yemen ha afectado a las familias de distintas maneras, no sólo provocando la muerte de miles de niños por la hambruna, si no impulsando los matrimonios con niñas cada vez más pequeñas. Las familias toman estas medidas para tratar de conseguir dinero a través de las dotes para sobrevivir.

La organización internacional Oxfam alertó la semana pasada que los casos se han vuelto cada vez más extremos, poniendo como ejemplo el de una familia que obligó a su hija de 3 años a contraer matrimonio.

Aunque las leyes de Yemen establecen que las niñas no deben "consumar el matrimonio" hasta cumplidos los 11 años, sí se ven obligadas a vivir y trabajar para la familia de su esposo, reporta el portal RT.

"Mi suegra me pega y cuando me escapo para regresar a la casa de mi padre, él también me pega por fugarme. No quiero estar casada. Quiero volver a la escuela", contó Hanan, una niña yemení de 9 años, en un testimonio ofrecido a la organización internacional.

De acuerdo con datos de la ONU, actualmente 360,000 niños sufren de desnutrición aguda severa a consecuencia de la guerra que azota el país árabe desde 2015.

Se estima que más de 80,000 niños menores de cinco años han muerto de hambre y en promedio, 8 niños mueren diariamente en las zonas de conflicto.