La ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland. Foto: Especial
Los esfuerzos políticos por mantener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) como pacto trilateral se reanudaron este miércoles tras conversaciones mantenidas por técnicos de Estados Unidos y Canadá durante el fin de semana

Washington. Canadá y Estados Unidos negocian de "buena fe" la modernización del tratado norteamericano de libre comercio TLCAN, pero Ottawa no aceptará un acuerdo cualquiera, dijo este miércoles la canciller canadiense, Chrystia Freeland.

Al salir de su primera reunión con el representante Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, Freeland dijo a periodistas que el trabajo seguirá y mas tarde ambos volverán a encontrarse "con ideas frescas".

"Hay verdadera buena fe, verdadera buena voluntad en ambos lados de la mesa", afirmó, aunque reiteró: "estamos aquí para llegar a un buen acuerdo, no un acuerdo cualquiera".

Los esfuerzos políticos por mantener el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) como pacto trilateral se reanudaron este miércoles tras conversaciones mantenidas por técnicos de Estados Unidos y Canadá durante el fin de semana.

Las tratativas están marcadas por reiteradas amenazas del presidente estadunidense, Donald Trump, de apartar del TLCAN a Canadá y seguir sólo con México, que ya llegó a un acuerdo con Washington y podría firmar el TLCAN 2.0 hacia el 30 de noviembre.

Cuando el viernes campeaba el optimismo para sellar la modernización de ese tratado que data de 1994, explosivos comentarios de Trump enojaron a Canadá y las gestiones ministeriales se interrumpieron.

La ministra canadiense de Exteriores, Chrystia Freeland, volvió este miércoles a Washington para reunirse con el represente Comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, esperanzada en discusiones "constructivas".

"Nuestros funcionarios siguieron trabajando dura y constructivamente durante el fin de semana", dijo al llegar a la cita con Lighthizer.

Trump mantuvo durante el fin de semana un tono combativo contra Canadá y probablemente no cooperará demasiado luego de que datos oficiales mostraron este miércoles que el déficit comercial de Estados Unidos con Canadá creció y que los déficits con China y la Unión Europea llegaron a nuevos récords.

"No hay una necesidad política de mantener a Canadá en un nuevo acuerdo TLCAN. Si no alcanzamos un buen acuerdo después de décadas de abuso, Canadá saldrá", tuiteó el sábado.

Trump también amenazó con "poner fin a todo el TLCAN" si el Congreso interfiere. "¡O alcanzamos un buen acuerdo o volvemos al pre-TLCAN!", dijo Trump en Twitter.

La Casa Blanca ya notificó al Congreso su "intención de firmar un acuerdo comercial con México -y con Canadá si es su voluntad- en los próximos 90 días a partir de hoy".

El gobierno tiene ahora hasta el 30 de septiembre para presentar al Congreso el texto completo del nuevo acuerdo, lo cual da tiempo a Washington y a Ottawa para saldar sus diferencias.