Foto: Archivo
Un sondeo revela que algunas familias tuvieron que cambiar de marcas e incluso renunciar al consumo de algunos productos para su hogar

El costo de canasta alimentaria básica, que incluye productos considerados indispensables para la despensa de un hogar, se encareció 0.9% en diciembre, con lo que acumuló un alza de 25.6 por ciento a lo largo de 2017.

De acuerdo con un levantamiento de precios realizado por Excélsior, para adquirir esta canasta básica se necesitaban 1,254.00 pesos el 31 de diciembre de 2016, cantidad que se elevó a 1,575.60 pesos 12 meses después.

Los productos que aumentaron más de manera anual fueron la papa, cuyo kilo pasó de 16 pesos el 31 de diciembre de 2016 a 26.90 pesos ayer, lo que representó un aumento de 68.1%. Le sigue la cebolla, que subió de 16 a 26.90 pesos en igual lapso, con un alza de 68.1 por ciento.

Al listado de mayores aumentos se suma el kilo de chile cuaresmeño, que el último día de diciembre de 2016 se comercializó en 20 pesos el kilo, mientras ayer se vendió en 32.90 pesos, lo que representó un avance de 64.5%.

En tanto, el kilo de azúcar pasó de 18 pesos a 28.90 pesos en los últimos 12 meses, lo que representó un incremento de 60.6%.

Renuncian a productos

Un sondeo realizado por este diario entre amas de casa reveló que para soportar el encarecimiento anual de la despensa éstas tuvieron que cambiar de marcas e incluso renunciar al consumo de algunos productos para su hogar.

“El incremento de precios no se detuvo durante todo el año por lo que tuve que recurrir al consumo de algunos productos de marcas libres pues son más baratos, mientras que en otros casos tuve que renunciar a su consumo, sobre todo de productos que no son indispensables como golosinas, galletas, botanas, helados además de refrescos”, dijo Maricela López, madre de dos niños. 

Sara González, jefa de familia, aseguró que “para que el dinero alcance es necesario comprar únicamente lo que se necesita, comparar precios, porque entre tienda y tienda hay variaciones de hasta 5 pesos en algunos productos, además de estar atenta a las ofertas”. 

Optimismo

Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), aseguró que durante los siguientes meses se detendrán los ajustes de precios de los alimentos al alza debido a que las fluctuaciones del tipo de cambio, pese a ser constantes, son mínimas.

El dirigente dijo que la previsión es que la inflación general comience a ceder durante las siguientes semanas, por lo que anticipó que incluso algunos bienes y servicios podrían disminuir de precio.

“La perspectiva para 2018 es positiva debido a que no habrá más aumentos de precios pues el tipo de cambio nos está ayudando a todos los sectores económicos, desde el industrial hasta el de servicios, pasando por el de alimentos procesados y naturales”, aseguró el dirigente de los industriales.