Foto: Internet
No son administrativos. Por ahorrarse 280 millones de pesos al año, el gobierno federal dejará de contratar a más de 2 mil 500 especialistas, lo que pone en riesgo atención a pacientes e investigación

El gobierno federal ordenó no solo despedir al personal de honorarios, sino también cancelar el programa de suplencias de médicos, enfermeras, trabajadores sustantivos que contribuyen en la operación, desarrollo científico y atienden a enfermos crónicos en los 11 institutos nacionales y en tres hospitales de alta especialidad, el General, Infantil y Juárez de México, informó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud.

El líder sindical Marco Antonio García Ayala explicó que informó al secretario de Salud, Jorge Alcocer, el grave impacto que tendrá para el sector dejar de contratar, anualmente, a más de 2 mil 500 especialistas, incluyendo a enfermeras, dentro del programa de suplencias, por ahorrase alrededor de 280 millones de pesos.

"No se trata de administrativos, sino de personal sustantivo que se ausenta por enfermedad, accidentes, problemas personales, incluso por vacaciones. Su trabajo debe ser suplido por cirujanos, oncólogos, infectólogos, enfermeras, laboratoristas, con su mismo nivel de preparación para continuar con las cirugías programadas, con la atención y supervisión de pacientes e investigaciones”, dijo García Ayala.

El presidente de la Comisión de Salud del Senado, Miguel Ángel Navarro, informó que aunque se debe combatir la corrupción, existe una "parálisis" en la compra de medicamentos y en la contratación de personal capacitado.

 

“Esperamos que Hacienda y la Cámara de Diputados, que es la encargada del Presupuesto de Egresos, atienda nuestro llamado de permitir el uso de recursos autogenerados no solo para la investigación, sino para la operación" y que los 30 mil millones de pesos recaudados por impuestos especiales al tabaco, por ejemplo, se focalicen al cáncer, incluso se generen otros para fortalecer la alta especialidad médica. 

"De ninguna manera queremos chocar en situaciones polarizantes de las propuestas del gobierno en las que el grupo parlamentario de Morena, al cual pertenezco, nos encontramos comprometidos, pero seguramente habremos de explorar, discutir, debatir lo que es el federalismo en materia de salud. Un federalismo que dé resultados ante una situación agravante en el país de 100 mil plazas en promedio sin fuente de financiamiento”, comentó Navarro Quintero. 

Para Beatriz Paredes, presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología en el Senado, la determinación “absurda ” de correr a todos dejó sin médicos a las zonas rurales, los turnos de la noche y de fines de semana. 

“Esta situación coloca en terapia intensiva a los grandes institutos. Hay actividades que no se pueden suspender porque afectan varios años de investigación, protocolos suscritos con entidades internacionales, sobretodo, se afecta a pacientes con enfermedades complejas y que pueden morir si se les deja de dar tratamiento”, siendo los más afectados Cancerología y el INER.

"Yo quiero sugerirle a la comisión y desde luego, acompañando a la Secretaría de Salud, para que se modifique la estrategia, se resuelva rápidamente la solicitud de ampliación y se dé soporte a los institutos. Me han relatado que se han tenido que suspender quimioterapias y terapias costosas a enfermos pobres", advirtió.