Foto: Tomada de Internet
El jefe de oncología del Hospital general Eduardo Liceaga, Carlos Aranda, destaca que 80% de los casos se diagnostican en estado avanzado; más de 2 mil mujeres mueren al año

El cáncer de ovario es el más letal en las mujeres mexicanas, más de la mitad que son diagnosticadas al año fallecen al llegar a los servicios oncológicos en etapas avanzadas, advirtió el jefe de oncología del Hospital General Eduardo Liceaga, Carlos Aranda Flores.

Hoy se dió a concer el fallecimiento de la actriz Edith González debido a complicaciones por esta enfermedad.

"Lamentablemente en el 80 por ciento de los casos de cáncer de ovario, se diagnostican en estadios muy avanzados, por eso, la mayoría morirán en los primeros cinco años del diagnóstico", informó.

De acuerdo con el jefe de servicio oncológico, en México la incidencia de casos es de 3 mil 277 pacientes, con una mortalidad de 64 por ciento, es decir, 2 mil 105 mujeres fallecen al año.

La principal razón por la que las mujeres no lleguen a tiempo a un diagnóstico oportuno, es porque este cáncer es confundido por sus síntomas con gastritis, señaló.

"La paciente y el médico lo pueden confundir con colitis, en lugar de pensar en examinar el ovario", agregó.

¿Qué es el cáncer de ovario?

El cáncer de ovario es un tumor malignoque nace en cualquiera de las partes del ovario. El ovario es un órgano muy complejo que puede ser asiento de numerosos tumores de muy distinto rango morfológico, algunos de los cuales están dotados de función hormonal, lo que justifica la gran variedad de clasificaciones. La ubicación más frecuente es en el epitelio que recubre al ovario.

Este tipo de cáncer no es común pero causa más muertes que otros cánceres del sistema reproductivo femenino. Cuanto más temprano es diagnosticado y tratado, mejores son las probabilidades de recuperación. Pero el cáncer de ovario es difícil de detectar temprano. Las mujeres que lo padecen no tienen síntomas hasta que la enfermedad está ya muy avanzada y en ese momento es difícil de tratar. Los síntomas pueden ser:

• Sensación de peso en la pelvis

• Dolor en la parte baja del abdomen

• Hemorragias vaginales

• Aumento o pérdida de peso

• Períodos menstruales anormales

• Dolor de espalda sin explicación que empeora

• Gases, náusea, vómitos o pérdida del apetito

Para diagnosticar este cáncer los médicos practican uno o más exámenes. Estos pueden ser: examen físico, examen pélvico, análisis de laboratorio, ecografías o una biopsia. El tratamiento suele ser cirugía seguida por quimioterapia.